Rita, la juguería inteligente peruana, finalmente se lanza al mercado

Ani Lu Torres

anilutorres1

12 Ene 2021 | 21:00 h
Azucena Gutiérrez creó en el 2019 Rita, la primera juguería inteligente del mundo, pero la pandemia retrasó sus planes para lanzarlo comercialmente. La próxima semana finalmente tendrá su primer punto de venta.
Azucena Gutiérrez creó en el 2019 Rita, la primera juguería inteligente del mundo, pero la pandemia retrasó sus planes para lanzarlo comercialmente. La próxima semana finalmente tendrá su primer punto de venta.

Innovación peruana. La apuesta para este primer semestre del año es llegar a 15 puntos de venta solo en Lima, cuenta Azucena Gutiérrez, una de las fundadoras y dueña de Disfruta.

La pandemia retrasó sus planes para salir al mercado de forma comercial. Sin embargo, le dio a Azucena Gutiérrez el tiempo suficiente para madurar su innovación tecnológica: Rita, la primera línea de juguería inteligente, que luego de meses de testeo finalmente se lanzará la próxima semana con un primer punto en el Jockey Plaza.

“La idea para este primer semestre es colocar 15 Ritas. Estamos colocándolas en diferentes puntos, en centros comerciales - iniciando en el Jockey Plaza - luego en grifos, tiendas de conveniencia, en clínicas y hospitales y en algunos espacios corporativos, también en algunas instituciones del Estado. Rita también estará en algún ministerio”, señala una de las fundadoras de la marca a La República.

Gutiérrez nos dice que Rita marcará un antes y después en su generación, pues viene de una familia que hace 64 años se dedica a las juguerías tradicionales. Posteriormente, ella creó Disfruta, y luego, tras preguntarse cómo una juguería podría ser innovadora, la tecnología hizo lo suyo.

“Me llena de orgullo decir que la tecnología usada para Rita se hizo aquí, en Perú, con planos y diseño propio. Al inicio no sabíamos cómo hacer con el software y menos con el hardware, y a los tres socios los recursos propios no nos alcanzaba, tuvimos que postular a fondos del Estado para alcanzar el capital que necesitábamos. Pero luego llegó la pandemia y el envío de algunos componentes desde China y Europa se paralizaron, pero supimos reinventarnos”, cuenta.

Efectivamente, durante los meses de emergencia sanitaria Rita sacó una primera línea de Rita en casa. Ofreció frutas congeladas listas para hacer los jugos, que tuvo una rápida aceptación.

“Desde el sector privado, las grandes empresas miran a las startups con mucho respeto porque ven que la innovación es importante, que hay trabajo ahí”, resalta la emprendedora peruana que no descarta hacer alianzas con Bembos u otras marcas interesadas en el segmento Frutec. “Me fui a México y hablé con Arca Continental, con Bimbos, hay oportunidad para que la empresa grande aporte a la pequeña y al revés, se pueden hacer sinergias interesantes”, subraya.

Al menos, para este año sí descarta que la marca se vuelva en franquicia como lo tenía planificado en un primer momento. Será más adelante.