Venta de viviendas nuevas cae 24% en Lima Metropolitana

Por COVID-19. Pese a repunte de los últimos meses, sector construcción caería 16%, según Capeco y el BCRP. Créditos hipotecarios desembolsados también bajaron.

El descenso fue influenciado por la reticencia municipal para aprobar nuevos proyectos y el hecho que los compradores elijan viviendas terminadas o en etapa avanzada de elaboración. Foto: La República
El descenso fue influenciado por la reticencia municipal para aprobar nuevos proyectos y el hecho que los compradores elijan viviendas terminadas o en etapa avanzada de elaboración. Foto: La República
Fernando Cuadros

En lo que va del año se han vendido 13.725 viviendas nuevas en Lima Metropolitana, lo que representa una caída de 24% respecto al 2019, cuando se registraron 18.055 unidades, informó Capeco en su reciente Informe Económico de la Construcción.

Guido Valdivia, director ejecutivo de Capeco, explicó que este descenso estuvo motivado por la crisis del COVID-19 y el remezón político que golpeó al país, y pese a ello los precios de las viviendas –especialmente departamentos– crecieron 4,5% este año. También existe una sobreoferta en el mercado capitalino con picos de 2,71% no vistos desde inicios de la década pasada.

El informe precisa que el valor de la venta de viviendas nuevas fue de S/ 7.220 millones, un 21% menos que en el 2019 (poco más de S/ 9.000 millones).

Por otro lado, entre enero y octubre, el número de créditos hipotecarios desembolsados fue 38,3% menor que el mismo periodo del 2019, y el mercado habitacional también se ve afectado por las dificultades para impulsar la oferta. Por ejemplo, el 63% de las viviendas ofrecidas actualmente están en planos o en etapa de excavación.

El informe sostiene que influyó la reticencia municipal para aprobar proyectos de construcción y el que los compradores opten por viviendas terminadas o en una etapa avanzada de elaboración.

Panorama sectorial

Capeco informó que el sector construcción creció en octubre 8,8% tras los 4,4% de setiembre, y para noviembre alcanzaría los 12,6%, su mejor resultado mensual en un año lastrado por la pandemia, en donde bajó hasta -89,7% (abril).

No obstante, la actividad sectorial descendería 15,5% para el presente año, según Valdivia, cifra que comparte con el Banco Central de Reserva del Perú (-15,6%). Según Capeco, la última vez que la construcción cayó más de 16% fue en 1989, y tardó cuatro años en crecer a dos dígitos.

Si bien para el próximo año Capeco apunta a una subida de 13,4% del PBI sectorial y el BCRP en 17,4%, la inestabilidad política y las leyes que afectan la economía y las cuentas fiscales impactan negativamente en las expectativas de inversión empresarial.

“Estamos viendo la luz al final del túnel, pero si no controlamos la pandemia ni la crisis política, la incertidumbre se mantiene y podemos tener otros problemas y dificultades”, dijo Valdivia.

Repunta informalidad

Valdivia explicó que durante el 2020 la construcción informal presentó una dinámica mayor, abarcando el 49% de las ventas de materiales de construcción, 11% más que antes de la pandemia. Incluso el 56% de los empresarios del sector consideran que este rubro será el que más crezca este año.

Además, durante la pandemia el subempleo creció 45% y el empleo adecuado cayó 18%. Según el Capeco, paralizar drásticamente las obras de construcción formal provocó que gran parte de su fuerza laboral migrara al empleo informal o eventual.

Pese a ello, en el último trimestre, el empleo en la construcción cayó levemente (-3,6%) respecto al -16,5% de la población empleada total, recuperándose 248 mil empleos, 9 mil menos que en el primer trimestre del 2020.

Limitada ejecución de inversión pública

Capeco adelantó que solamente el 51% del presupuesto de inversión pública se ejecutaría para este año, lo cual refleja los problemas estructurales que arrastra el país desde hace cinco años, ahondados con el COVID-19.

Esto porque entre 2016 y 2019 solamente se alcanzó un nivel promedio del 66% de los montos asignados para los presupuestos institucionales modificados en los diversos niveles de gobierno. Y, pese a ello, el Estado invierte más en obra pública, creciendo anualmente 5,3% en el periodo señalado: 9,7% el Gobierno nacional, 4,8% el regional y 2,3% el municipal.

La palabra

Humberto Martínez, presidente de Capeco

“Mientras más regulación ha habido, más lenta ha sido la recuperación. Distintos ministerios generaron varias disposiciones para controlar contagios en obras. Estos sobrecostos atrasaron (al sector)”.

Pese a repunte, actividad informal en construcción también creció.

Newsletter Economía LR

Suscríbete aquí al boletín de Economía LR y recibe en tu correo electrónico, de lunes a viernes, las noticias más relevantes del sector y los temas que marcarán la agenda.