Terminal Portuario de Chancay en espera por modificación del EIA

Plazos. Esperan que proyecto inicie operaciones en el segundo trimestre de 2023. Senace aún tiene que dar la opinión final sobre las modificaciones del Estudio de Impacto Ambiental.

Vía. Túnel de 1,8 kilómetros conectará el puerto y el complejo. Foto: John Reyes / La República
Vía. Túnel de 1,8 kilómetros conectará el puerto y el complejo. Foto: John Reyes / La República
Economía LR

El proyecto del Terminal Portuario Multipropósito de Chancay está en espera de la respuesta del Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (Senace) respecto a la Modificación del Estudio de Impacto Ambiental, lo que también detiene la continuidad de su ejecución.

La minera Volcan adquirió la total participación del proyecto en 2016 y tres años después se sumó la empresa china Cosco Shipping Ports, perteneciente a un grupo mayor de similar nombre.

La incorporación de la compañía asiática implicó realizar modificaciones al proyecto. Inicialmente estaba contemplada una inversión de US$ 480 millones para la construcción de un muelle, además del almacén de contenedores.

Posteriormente se amplió el proyecto a 4 muelles en una primera etapa, elevando la inversión a US$ 1.300 millones en esa fase.

Con ello, la compañía aspira a convertir este terminal en un ‘hub’ del comercio marítimo hacia Asia desde la costa del océano Pacífico.

Desde Cosco Shipping Ports Chancay Perú, empresa que alberga a la internacional china y a la nacional minera Volcan, consideran que este proyecto generará 9.000 puestos de trabajo, 1.500 de ellos de forma directa.

La compañía ha reiterado que no van a trasladar minerales una vez iniciada las operaciones comerciales.

Planificación

El Terminal Portuario se comprende en tres aspectos: la zona operativa, que es el muelle; el viaducto subterráneo -de 1,8 kilómetros y 3 carriles, uno de ellos para traslado de granel- y el complejo de ingreso, que servirá de almacén de contenedores.

Si bien este proyecto es privado, el uso será público, por lo que la compañía espera convertir este puerto en un ‘hub’ del comercio de carga y contenedores.

El inicio de operaciones, según está planificado el proyecto, es en el segundo trimestre de 2023 en el primer muelle, mientras que en los otros 3 empezarían en el mismo periodo de 2024.

La capacidad que esperan llegar en las operaciones comerciales son el transporte de 1 millón de TEU -medida que tiene un contenedor- y 6 millones de toneladas de carga en esta primera etapa.

De llegar a llenar la capacidad, la compañía apunta a progresivamente expandirse hasta tener 15 muelles, 4 de ellos amarraderos para la carga general, a granel y rodante, y los otros para la carga de contenedores.

Este inversión será superior a los US$ 3.000 millones, alcanzando un área de 280 hectáreas.

Modificación al EIA

Desde la empresa señalan que el primer Estudio de Impacto Ambiental (EIA) fue aprobado por Senace, pero con la ampliación de la primera etapa se realizaron modificaciones.

En agosto, distintas organizaciones identificaron 50 observaciones a la modificación del EIA (MEIA) del terminal portuario, principalmente referidos a una posible afectación a la salud de los residentes, a la fauna marina en el humedal Santa Rosa, cercano al lugar, y una errada aplicación de métodos de estudios para determinar los posibles impactos ambientales.

La empresa sostiene que se ha venido recuperando el humedal, además de que se utilizará la tecnología que se requiera para evitar una erosión.

Ya ese mes Senace había remitido las observaciones al MEIA, en noviembre informó sobre las observaciones persistentes. La fecha tentativa para recibir la opinión final de la entidad era el 10 de diciembre, aunque aún no hay una respuesta. No obstante, en un oficio del 18 de diciembre, Senace precisa que aún están dentro del plazo de evaluación.

Respecto a la demora, el ministro del Ambiente, Gabriel Quijandría, declaró en RPP que “hubo un retraso en algunas entidades que tenían que enviar estas opiniones, que son las que Senace consolida y genera una opinión final sobre el proyecto”.

La compañía indica que continuará con la ejecución del viaducto subterráneo y el puerto tras la aprobación del MEIA.

Convertir Chancay en una ciudad puerto

El proyecto del terminal portuario, según Cosco Shipping Ports Chancay Perú, aspira a convertir a la zona en una ciudad puerto, señalando que también están participando en distintos proyectos en dicha provincia. Estos son de saneamiento, educación, seguridad ciudadana, entre otros.

De acuerdo a la compañía, el 90% de la mano de obra que se va a emplear en el proyecto será del mismo Chancay, aspecto que está en su MEIA.

Aseguran que ya realizaron la licitación para la construcción del viaducto subterráneo.

Stefan Austermühle, biólogo y director de la ONG Mundo Azul, había indicado, en agosto, durante una conferencia de prensa, que, para el dragado marino para el proyecto portuario, la empresa no trataba el tema de una posible mortandad del 95% de fauna marina con la ejecución de las obras, al haber más de 12.000 especies de caracoles cangrejo en la zona.

terminal portuario chancay

Newsletter Economía LR

Suscríbete aquí al boletín de Economía LR y recibe en tu correo electrónico, de lunes a viernes, las noticias más relevantes del sector y los temas que marcarán la agenda.