Sunat: 106 personas fueron sentenciadas por delitos tributarios este año

Economía LR

La modalidad de delito tributario más común es la obtención indebida de crédito fiscal mediante el uso de facturas falsas o clonadas. Foto: difusión
La modalidad de delito tributario más común es la obtención indebida de crédito fiscal mediante el uso de facturas falsas o clonadas. Foto: difusión

Sentencias van entre los 5 y 8 años. ¿Los principales delitos? Obtención indebida de crédito fiscal con facturas falsas o clonadas, entre otros.

Durante el presente año, 106 personas fueron sentenciadas por el Poder Judicial con penas efectivas de cárcel por haber cometido delitos tributarios o aduaneros, informó la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat).

Dichas sentencias, que van entre los 5 y 8 años de prisión efectiva, son el resultado de las acciones de fiscalización y control realizadas por la entidad. De acuerdo a la Sunat, la modalidad de delito tributario más común es la obtención indebida de crédito fiscal mediante el uso de facturas falsas o clonadas (modalidad conocida como “operaciones no reales”) para justificar actividades comerciales que nunca se efectuaron.

En esos casos, el Impuesto General a las Ventas (IGV) registrado en la factura falsa o clonada fue utilizado como crédito fiscal con la finalidad de evitar o reducir el pago de dicha obligación tributaria. Además, el total facturado fue deducido fraudulentamente como gasto para efectos del Impuesto a la Renta (IR).

De esta manera, los sentenciados no solo evadieron el pago de impuestos, sino también ejercieron competencia desleal con los negocios que sí cumplieron con pagar sus tributos y que actualmente contribuyen a la reactivación de la economía.

En materia aduanera, los principales delitos cometidos fueron contrabando, tráfico de mercancías prohibidas o restringidas, así como la defraudación de rentas de aduana, es decir, el no pago o el pago de menos tributos por el ingreso de las mercancías que importaron al país.

La mayor incidencia de sentenciados se ha dado en Lima, Arequipa, Puno y en El Callao. En todos estos casos, a los condenados se les impone el pago de la reparación civil que es equivalente a la devolución del monto indebidamente obtenido.

De acuerdo con la información proporcionada por la Sunat, desde el año 2011 a la fecha, 631 personas fueron sentenciadas con penas efectivas de cárcel; de las cuales el 73% estuvieron comprendidas en delitos aduaneros y el 27% restante en delitos tributarios.