EN VIVO - Elecciones 2021: así se desarrolla la jornada electoral en el Perú y el mundo

Conoce los pasos a seguir para contratar al mejor talento en pandemia

Economía LR

larepublica_pe

30 Nov 2020 | 13:45 h
El trabajo remoto es un modelo que llegó para quedarse y que rompe uno de los paradigmas de contratación en el país. Foto: AFP
El trabajo remoto es un modelo que llegó para quedarse y que rompe uno de los paradigmas de contratación en el país. Foto: AFP

Contratar a talentos que trabajen a distancia y sumen positivamente a los equipos obliga a las áreas de Recursos Humanos a implementar o reforzar algunas acciones.

La pandemia ha cambiado buena parte de los modelos de negocios y eso ha implicado que se revisen los perfiles del recurso humano que necesitarán las empresas para lograr sus nuevos objetivos.

Según Luis Leey, socio de Amrop Perú y especialista en contrataciones de ejecutivos de alto nivel, la pandemia rompió un paradigma de contratación que solíamos tener en el Perú con la implementación del teletrabajo.

“Hoy puedes firmar con alguien que vive fuera del país para que trabaje virtualmente y nunca pise tu oficina. Lo mismo puede ocurrir si tu empresa es de provincia y necesitas un talento que vive en Lima, pero que no quiere moverse por temas familiares. Ahora lo puedes contratar y trabajará vía home office desde la ciudad donde vive”, aseguró el ejecutivo.

El contratar a estos talentos que trabajen a distancia y sumen positivamente a los equipos obliga a las empresas y las áreas de Recursos Humanos a implementar o reforzar seis de estas acciones.

- Identificar las posiciones clave dentro de la organización, es decir, los puestos en los que se debe tener al mejor talento porque sin ellos se corre el riesgo de no lograr los objetivos de corto y largo plazo.

- Definir el perfil del talento que se buscará, pensando principalmente en los retos y en lo que se viene.

- Dar mayor alcance a la búsqueda; decidir si se maneja a nivel de referidos y solo se tomarán en cuenta los CV que llegaron en los últimos meses o se contratará a una firma de head hunting para darle mayor alcance a la búsqueda. Recuerda que se podría limitar las opciones de encontrar al mejor perfil disponible en ese momento.

- Evaluar bien el “cultural fit o el “cultural add”. ¿Qué se quiere como empresa, qué valores tengo y cuáles me faltan? ¿Somos empresa familiar camino a corporativizarla? ¿Necesito a alguien que se adapte a mi cultura, pero que traiga un plus en términos de cultura?

- Entender el “momentum” de la empresa versus el valor del candidato, no solo por su remuneración sino por el aporte que podría traer a la firma.

- Conseguir referencias verdaderas, no las políticas, debido a que las referencias laborales y personales de los candidatos son muy valiosas porque ayudan a tener una mejor percepción. Si estas son hechas por “cumplir” podrían darnos una percepción errada.