Municipalidad de Miraflores exigirá certificado negativo de COVID-19 para repartidores de delivery

Las empresas de delivery y restaurantes tendrán que aplicar pruebas rápidas a sus trabajadores. Esto, en respuesta a la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, quien sostuvo que no era necesario que se apliquen pruebas a las y los motorizados de estas aplicaciones.

La Republica
Glovo

Las empresas de delivery por aplicación y los restaurantes estarán obligados a aplicar pruebas rápidas a sus repartidores. Así lo ha expresado la Municipalidad de Miraflores esta noche ante un medio local.

“Se exigirá un certificado COVID-19 negativo para que sus trabajadores puedan operar, esto a través de un decreto de alcaldía, siempre y cuando el Ministerio de Salud no modifique los protocolos”, expresó el alcalde de Miraflores, Luis Molina, esta noche a RPP Noticias.

PUEDES VER: El que reparte se lleva la peor parte

Esto, en respuesta a la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, quien sostuvo que no era necesario que se apliquen pruebas a las y los motorizados de estas aplicaciones.

En tal sentido, Molina señaló que se han reunido con el viceministro de Salud Pública del Minsa, Luis Suárez Ognio, en donde acordaron efectuar una revisión del vacío que existe en los protocolos sanitarios de delivery.

Asimismo, manifestó que es urgentemente una nueva reunión con la participación de representantes del Ministerio de la Producción (Produce), a fin de recibir su punto de vista en aras de una solución integral al problema presentado en este servicio que se brinda utilizando aplicativos móviles.

PUEDES VER: “Glovo no cumple con protocolos, su seguro contra la COVID-19 es una mentira”

Sin embargo, mencionó que si el Ejecutivo no modifica sus protocolos hasta el martes, se emitirá un decreto de alcaldía, en el que se impida el reparto de delivery a aquellos motorizados que no tengan un certificado negativo de COVID-19.

Como se recuerda, a través de un comunicado, la Municipalidad de Miraflores informó que un 40 % de personas que se dedican al reparto de alimentos por delivery en el distrito resultó positivo a las pruebas rápidas de coronavirus realizadas a 47 personas que se dedican a la tarea.

La comuna detalló que fueron 18 los que estaban infectados y colaboran en mayor número con las empresas Rappi y Glovo, quienes indicaron que nunca habían pasado por una prueba de descarte y que este domingo era la primera vez que se sometían a un chequeo de este tipo.