ELECCIONES 2021 - Así va la intención de voto según la última encuesta de IEP

Consejo Regional de La Libertad decide el martes sobre Chavimochic

Hugo Rodriguez

@larepublica_pe

19 Jul 2020 | 17:33 h
Presa Palo Redondo, de la III etapa de Chavimochic, está paralizada desde el 2016.
Presa Palo Redondo, de la III etapa de Chavimochic, está paralizada desde el 2016.

Proyecto lleva cerca de cuatro años paralizado y 30 mil hectáreas agrícolas han sido perjudicadas.

La paralización del Proyecto Especial Chavimochic, podría llegar a su fin cuando el Consejo Regional de La Libertad, en sesión extraordinaria este martes 21, en donde se va debatir autorizar al ejecutivo regional firmar el convenio con el Ministerio de Agricultura para que éste sea el concedente y, por tanto, el ejecutor de la tercera etapa de este megaproyecto de irrigación.

Van casi cuatro años en donde más de 30 mil hectáreas que no se están sembrando y la Junta de Regantes del Valle de Moche ha expresado su preocupación por la escasez de recurso hídrico.

Hace unos días el gobernador regional, Manuel Llempén se reunió con el Ministro de Agricultura (Minagri), Jorge Montenegro, acordaron poner a cargo la III etapa de Chavimochic a este ministerio, con el fin de destrabarlo.

PUEDES VER Se calificarían los últimos 5 años de experiencia de inversionistas para actividades en hidrocarburos

El titular del Minagri planteó esta alternativa para que se le transfiera la construcción de la presa Palo Redondo y que el gobierno regional siga asumiendo la responsabilidad de la I y II etapa del proyecto, mediante un convenio.

Decisión que ha quedado en el Consejo Regional, aprobar o rechazar, según la agenda, el plazo de la concesión sería de dos años y, luego de ejecutada la obra, retornaría al Proyecto Especial Chavimochic.

PUEDES VER Petroperú tendrá posesión total del Lote 64 con retiro de Geopark

En arbitraje

La situación de la tercera etapa de Chavimochic, se dio tras la frustrada firma de la adenda con Odebrecht y el arbitraje planteado por la concesionaria ante un ente internacional buscando que el Estado le pague US$280 millones.

El impacto que se tendría con este megaproyecto es que la frontera agrícola se ampliará en 30 mil hectáreas, se generaría alrededor de 40 mil puestos de trabajo y habría 1,300 millones de dólares en agroexportaciones