Lo peor no ha pasado para los trabajadores, el empleo podría caer todavía más

Jair Sarmiento

carlos.sarmiento.glr@gmail.com neondemonsaq

18 Jul 2020 | 15:50 h
Despidos. Las suspensiones perfectas se convertirían en ceses colectivos.

Ya son 2 millones 699 mil 100 personas de Lima Metropolitana que perdieron su empleo durante abril y junio. Y la situación a nivel nacional es similar o más grave.

El Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) tuvo una variación de mando, pasando de Sylvia Cáceres al hoy ministro Martín Ruggiero, pero la incertidumbre laboral continúa y puede empeorar según los especialistas.

Ya son 2 millones 699 mil 100 personas de Lima Metropolitana que perdieron su empleo durante abril y junio. Y la situación a nivel nacional es similar o más grave.

PUEDES VER: Más de un millón de peruanos saldría de la clase media y 950 mil recaerían en la pobreza

Entre marzo y junio se perdieron 260.000 puestos de trabajo formales privados. A ello, se tiene que agregar los 300.000 empleados que fueron suspendidos, lo que significaría que 560.000 trabajadores se quedaron sin ingresos durante la cuarentena.

Así lo sostiene Fernando Cuadros, exviceministro de Empleo, quien considera grave que los más de 2 millones de limeños que perdieron su trabajo ahora formen parte de la PEA inactiva; es decir, no está buscando empleo actualmente.

Para el experto, esto es resultado de los efectos de la cuarentena y de los programas que aparentemente debían proteger los vínculos laborales.

“A la larga no se estableció que las empresas beneficiadas de créditos o beneficios (Reactiva Perú, subsidio a la planilla, etc.) no generen despidos. Esto no sirvió para que los trabajadores mantengan sus salarios”, expresó Cuadros.

De igual modo, afirmó que la reinserción laboral de independientes, informales y formales se dará en julio y las cifras tendrán una recuperación de corta duración, ya que habría un posible rebrote y un retorno a la cuarentena.

Por su lado, el abogado laboralista Jorge Toyama considera que lo peor aún no sucede. "No hemos llegado al pico de desempleo, este seguirá cayendo porque las empresas van a quebrar", comentó.

La tasa de desempleo llegó al 16,3%, cifra más alta en al menos tres décadas.

Para Cuadros, la gestión de Ruggiero seguirá en la misma línea que Cáceres, por lo que los trabajadores seguirán desamparados, mientras que para Toyama era necesario una renovación en la cartera, por lo que espera menos rigidez a nivel laboral.❖

Video Recomendado

Lazy loaded component