MANCHESTER UNITED vs. OMONIA - Sigue el minuto a minuto del partido por la Europa League
Economía

Empresas de delivery deberán habilitar centros de control

Protocolo. Los repartidores serán instruidos con los criterios de bioseguridad. Deshabilitarán el método de pago en efectivo.

La Republica
Trabajadores. Señalan que ya deberían tener un contrato
Jair Sarmiento

Antes de que su almuerzo o cena llegue a su domicilio, habrá un primer paso que deberán cumplir las plataformas de reparto como Glovo, Rappi y Uber Eats.

Las conocidas apps de delivery estarán obligadas a implementar centros de control antes de efectuar la prestación de servicios en cada ciudad en la que operen.

Allí los motorizados serán instruidos con los criterios de bioseguridad (medición de temperatura, verificación del uso del kit de seguridad, desinfección de los maletines y vehículos).

Una vez cumplido estos detalles, los repartidores podrán dirigirse a los comercios aliados (restaurantes y afines, supermercados, farmacias, librerías, entre otros) que se encuentren permitidos de operar.

Previo al ingreso a estos, tendrán que estacionar el vehículo respetando las distancias. Tomarán lugar según orden de llegada y se les realizará la medición de su temperatura.

Al ingresar al establecimiento, los motorizados procederán a lavar y desinfectarse sus manos. Luego podrán retirar el producto y proceder directamente a la entrega del mismo.

Es importante mencionar que estas aplicaciones de delivery tendrán que deshabilitar el método de pago en efectivo.

Al respecto, Alonso Núñez, gerente general de Glovo, comentó que hoy iniciarán todos los trámites requeridos para la autorización. “Esperamos poder iniciar operaciones a mitad de semana o hacia fines de la misma”, expresó.

Además, Núñez indicó que en las primeras semanas operarán solo en Lima y luego en otras ciudades de manera progresiva, conforme reciban las autorizaciones.

Por su parte, Rappi comentó que iniciarán operaciones a partir de hoy.

Medidas insuficientes

Para Fernando Cuadros, exviceministro de Empleo, el reinicio de esta actividad representará un riesgo innecesario ya que implica la venta de comida preparada, la cual no es una necesidad esencial, como sí lo podrían ser los medicamentos y los alimentos básicos.

En tal sentido, mencionó que, a su parecer, este sistema de reparto funciona de manera informal, principalmente porque hasta ahora no se incluye a sus trabajadores en planilla.

Cuadros sostuvo que deberían tener una relación laboral mediante un contrato con los beneficios correspondientes.

"Hay sentencias de diversas cortes de justicia que ya los declara como trabajadores dependientes", expresó.

A ello, añadió que el seguro que las apps otorgarán a los repartidores solo durará 3 meses. “Eso es insuficiente. Los perjuicios serán más que los beneficios”, sentenció.

El dato

Focalización. Las apps deberán ser formales, inscritas en la Sunarp, contar con licencia de funcionamiento y RUC activo y habido. Además de un establecimiento al cual acudan los repartidores.

Newsletter Economía LR

Suscríbete aquí al boletín de Economía LR y recibe en tu correo electrónico, de lunes a viernes, las noticias más relevantes del sector y los temas que marcarán la agenda.