Economía

COVID-19: ¿por qué va a ensañarse con los más pobres?

Las brechas sociales se hacen más notorias a medida que los días de confinamiento se extienden en las grandes ciudades, donde vive más de la mitad de la población mundial.

COVID-19 agudiza las brechas sociales, resalta especialista. Foto: EFE
COVID-19 agudiza las brechas sociales, resalta especialista. Foto: EFE
Economía LR

La pandemia del COVID-19 interrumpe la normalidad del mundo, obligando a millones a mantenerse confinadas en sus viviendas para prevenir su expansión.

Este golpe es mucho más notorio en las ciudades, que albergan a más de 4 mil millones de personas, un equivalente a más de la mitad de la población global, incluso en espacios que hasta hace unas décadas eran rurales.

Sin embargo, el distanciamiento obligatorio deja clara las enormes brechas sociales, y según un reportaje de El País, en caso de mantenerse durante periodos largos, traería consecuencias dramáticas para la salud de todos, desatando inestabilidad mental y la evolución de enfermedades crónicas.

Sumado a que casi la tercera parte de la población urbana de todo el mundo vive en barrios marginales sin acceso a servicios que hacen más llevadero el aislamiento, sostiene Ana Diez Roux, decana de la Escuela de Salud Pública Dornsife (Filadelfia) e investigadora principal del Programa Salud Urbana en América Latina.

Por ejemplo, los que trabajan en la informalidad – cerca de 61 % de la población activa, según la OIT – no podrán obtener ingresos ante las restricciones, lo mismo para aquellos niños que dependen de las escuelas para recibir un plato de comida.

Asimismo, los sectores pobres ya arrastran enfermedades silenciosas, como la tuberculosis o males cardiorrespiratorios por la contaminación atmosférica, drogadicción o alcoholismo, sin dejar de lado los homicidios y suicidios.

Todo ello sumado a la ‘’falta de coordinación y planificación en instituciones gubernamentales que hacen más visibles las conexiones entre desigualdades sociales y la salud’’, concluye Diez Roux.

Según un estudio de la ONG Oxfam, casi 500 millones de personas podrían terminar sumidas en la pobreza en todo el mundo.

Cabe resaltar que, específicamente en América Latina, la cantidad de personas en situación de pobreza subirá de 185 millones a 220 millones como consecuencia del coronavirus, mientras que las de pobreza extrema iría de 67.4 a 90 millones, resalta la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).