Trabajo remoto: 7 claves para utilizar al máximo esta modalidad en tiempos de COVID-19

La emergencia sanitaria obligó a varias empresas aplicar el ‘home office’ para no exponer la integridad de sus trabajadores.

Teletrabajo, la modalidad popularizada a partir de la pandemia del COVID-19. Foto: Referencial
Teletrabajo, la modalidad popularizada a partir de la pandemia del COVID-19. Foto: Referencial
Economía LR

La pandemia del COVID-19 instó a las grandes empresas aplicar el trabajo remoto – también llamado home office – para continuar sus operaciones sin exponer la integridad de sus empleados.

‘’Está comprobado, por experiencias a nivel mundial, que esta forma de trabajo aumenta la responsabilidad individual, reduce los costos de transportes del trabajador y también de la corporación’’, resalta Alvaro Canchanya, gerente regional de Optical Networks.

¿Cómo implementar adecuadamente el ‘home office’?

Organizarse. En primera instancia, Canchanya recomienda crear un plan de trabajo en el que se integre a todo el personal para evitar el freno de las operaciones o falta de cumplimiento de las tareas diarias.

PUEDES VER: Trabajo remoto: ¿Se puede exigir la misma productividad a los trabajadores en cuarentena?

Red Privada Virtual (VPN). A través de este canal, la empresa se asegura que los usuarios tengan una computadora portátil con las apps y programas instalados para culminar sus labores. Cabe precisar que la información estará encriptada de extremo a extremo con total seguridad.

Implementar doble verificación de identidad. La conexión a VPN por parte de los usuarios debe ir de la mano con un sistema para evitar que ciber delincuentes tomen información que no les corresponde.

Conectividad persistente. Instalar puntos de acceso inalámbricos preconfigurados que garanticen una conectividad segura desde la casa del trabajador a la red corporativa.

Telefonía segura. Los canales cifrados brindan una mayor seguridad, en este caso, también la voz sobre IP (VoIP) da comunicaciones sin riesgo a ser interceptadas.

Verificar dispositivos y usuarios. Contar con un portal web conectado a un directorio o a una lista de usuarios con permiso para navegar, garantizan un mayor nivel de control sobre la productividad de sus colaboradores y deseguridad.

PUEDES VER: COVID-19: más de 2 millones de empleos del sector turismo están en riesgo

Red de usuarios sin riesgos. La conectividad del trabajador no debe modificar la política de seguridad que rige en la oficina. Contar un firewall virtual, una solución SD-WAN (redes controladas por software) ante este contexto sirve para proteger del ‘malware’ y monitorear el tráfico para evitar saturación. Programas como Sandboxing cloud pueden proteger mejor de ataques de encriptado.

Finalmente, Canchanya estima que el teletrabajo será una nueva alternativa en varias empresas al reducir costos y tiempo.