¿Liderazgo EEUU-China resuelve el problema?

“La situación económica, que ya venía mal, se agrava, sobre todo para América Latina. Lo peor es la incertidumbre”

Humberto Campodónico
01 Abr 2020 | 6:03 h

En el 2008-2009, en plena gran recesión causada por las hipotecas basura, se decía que, con los impulsos fiscales y monetarios extraordinarios, la reactivación sería rápida, en forma de una V. Otros decían, en U: habría cierto estancamiento y luego una subida. Los más pesimistas decían, en L, caída y estancamiento prolongado.

Lo mismo se discute hoy, pero Nouriel Roubini ha agregado una nueva letra, la I, pues prevé una caída por un largo periodo, debido a que todos los indicadores económicos están atravesando “una caída sin precedentes”. Claro, nunca antes los propios Estados se han visto obligados a medidas de cuarentena que implican una parada casi total de la actividad económica. La recesión es autoinfligida.

O sea que la situación económica, que ya venía mal, ahora se agrava, sobre todo para América Latina (tema de otro artículo). Y lo peor es la incertidumbre. Pues no se sabe si las cuarentenas surtirán efecto inmediato, o si van a volver cada cierto tiempo, en la medida que haya rebrotes.

Eso, en lo económico. En lo político a nivel mundial, la cosa está igual de pésima. Las instituciones de Bretton Woods de 1944 están allí. Pero el mundo ha cambiado y el FMI, el Banco Mundial y la OMC ya no cumplen su rol (ampliamente criticable, pero ese no es el tema acá). Ni tampoco la ONU, porque no la dejan. La hegemonía mundial ya no es la que era. Está en disputa el siglo XXI entre China y EEUU.

Y la pelea es fuerte: en telecomunicaciones (5G), en minerales estratégicos (litio) y tradicionales (1). En la región, el lanzamiento de “América Crece” por EEUU apunta a combatir la presencia china. Hace poco, en el G7, EEUU frustró un Comunicado Conjunto: insistió en que se diga “virus chino”.

A nivel mundial, el multilateralismo ha dejado de funcionar. La UE es incapaz de tomar medidas conjuntas (se fueron al agua los eurobonos). Rusia y Arabia Saudita guerrean por los mercados petroleros, desplomando los precios. América Latina es incapaz siquiera de conversar una política común (Bolsonaro y AMLO son los peores). Y así.

Martin Wolf dice que la actuación de EEUU ha generado la desconfianza mundial, pues aparece como enfrentado con la ciencia y con su propio aparato estatal, que “es el baluarte de toda civilización urbana compleja, más aún en tiempos de crisis”. (La tragedia de dos superpotencias fallidas, Financial Times, 31/03/2020 https://www.ft.com/content/ea1563e8-725f-11ea-ad98-044200cb277f). De su lado, China se comportó mal ocultando sus errores al inicio, pero después reaccionó y logró contener al virus.

Dice Wolf que el nuevo orden global debiera provenir de un liderazgo común entre el hegemón actual (EEUU) y el aspirante (China): “No solo deben funcionar, sino que deben funcionar juntos, reconociendo los muchos intereses que comparten, mientras toleran sus profundas diferencias”. Solo de esa manera podrían surgir las reformas a la arquitectura financiera internacional y una renovada cooperación global. ¿Será?

Agregamos: se tiene que incluir la lucha contra el cambio climático (colapso, según Alberto Acosta), lo que implica profundos cambios civilizatorios (reducción profunda y prolongada de las emisiones de dióxido de carbono) y una revaloración del estado de bienestar, que el neoliberalismo ha querido eliminar desde 1980, lo que ha agravado la desigualdad y esta pandemia.

Quizá, como dice el filósofo esloveno Slavoj Zizek, la actual crisis es un golpe de muerte al capitalismo: ya lo sufrió, solo falta que muera (como en Kill Bill, de Tarantino). A lo que responde el coreano Byung-Chul: “El virus no vencerá al capitalismo. La revolución viral no llegará a producirse”. (El País, 22/03/2020). Esa sola discusión ilustra la profundidad de la crisis.

Esa sola discusión ilustra la profundidad de la crisis.

(1) EEUU está impulsando, a nivel mundial, la Iniciativa para la Gobernanza de los Recursos Energéticos (ERGI) de la cual Perú forma parte, con la clara consigna de “excluir la influencia maligna de actores extranjeros.”

Ver: Ofensiva de Trump contra la presencia de China en América Latina, 16/12/2019, http://www.otramirada.pe/ofensiva-de-trump-contra-la-presencia-china-en-am%C3%A9rica-latina

Video Recomendado

Lazy loaded component