¿Colapso? Hay incertidumbre. Aún no se sabe la dimensión de los efectos de la pandemia. Foto: John Reyes
¿Colapso? Hay incertidumbre. Aún no se sabe la dimensión de los efectos de la pandemia. Foto: John Reyes

Waldo Mendoza: “Crisis que viene se compara a la que vivimos tras guerra contra Chile”

Crisis. Economista Waldo Mendoza advierte que nos quedará una crisis a superar tras el Covid-19: la de nuestros bolsillos.

Juana Gallegos
31 Mar 2020 | 4:10 h

Inevitablemente, la cuarentena impuesta por el Estado como medida de protección para frenar el avance de la epidemia del Covid -19 le costará al país el crecimiento económico. “Tendremos la caída más grande de nuestra historia, hay que pensar en caídas (de las cifras macroeconómicas) de dos dígitos”, dijo el doctor en Economía, Waldo Mendoza, en una entrevista para la Escuela de Gobierno y Políticas Públicas de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP).

Si miramos en retrospectiva, la crisis económica más traumática de nuestra historia reciente fue la de los 80, durante el primer gobierno de Alan García, cuando se desencadenó la fuga de capital extranjero, el precio del dólar se disparó, el Banco Central de Reserva (BCR) tuvo que imprimir billetes, y la hiperinflación se desató, y, sumado a esto, nuestra infraestructura colapsó por los desastres que causó el Fenómeno del Niño.

PUEDES VER MEF y BCR alista nuevo paquete económico para asegurar cadena de pagos y solvencia del sistema financiero

Pero en realidad han sido tres los momentos en que nuestra economía se derrumbó: “La lucha por la Independencia, la Guerra contra Chile y el citado primer gobierno aprista -apunta Mendoza-. Nos costó mucho la reconstrucción al terminar el conflicto con los chilenos, en este periodo vivimos el retroceso más fuerte de nuestra historia, el que se viene será igual de traumático”.

Pero este no es el momento para concentrar toda nuestra preocupación en cifras y pérdidas. “Ahora no podemos reactivar la economía, debemos concentrarnos en frenar el avance del coronavirus, en reducir el número de contagiados porque si hay muchos enfermos, el sistema de salud colapsará. El Estado ahora es como un bombero que llega a un edificio en llamas. Tendrá que arrasar con todo para apagar el incendio, se romperán lunas y se perderán objetos, pero eso no tiene importancia, en este momento lo que más importa es apagar el fuego y salvar vidas”.

PUEDES VER MEF: Inyección de liquidez a la economía sumó más de 13 mil millones de soles en 15 días

El también exviceministro de Hacienda saludó que, por un lado, se haya entregado el bono de 380 soles a las familias más vulnerables, y por el otro, se haya prorrogado del pago de impuestos a las empresas para que no caigan. “Lo que está haciendo [el gobierno de Vizcarra] es pagarnos para que no nos movamos de la casa, con los bonos, prácticamente, está pagando a la gente para que no salga; y esto nos está costando entre el 5 y 7 por cierto del PBI”.

De lo mejor en la región

Mendoza indicó, sin embargo, que lo estamos haciendo bien respecto a otros países de Latinoamérica: “La respuesta del gobierno para afrontar la crisis médica y económica ha sido rápida. Tenemos el lujo, además, de tener reservas económicas para contener la crisis. Me pregunto de dónde sacará dinero Argentina cuya economía ya estaba debilitada antes de la arremetida del Covid-19”.

Una de las consecuencias de vivir en una economía globalizada es que lo que sucede en el mundo nos afecta. “Aún si no hubiéramos tenido un paciente cero, si no tuviéramos ningún infectado, nuestra economía también hubiera resultado golpeada. No están comprando materia prima, el precio del cobre cayó en 20% y el cambio del dólar ha subido, pero comparándonos con otros países de la región, el alza ha sido razonable, eso porque nuestro BCR tiene municiones para atenuarla, pero no durarán mucho tiempo”, advirtió Mendoza.

PUEDES VER Bono de 380 soles: padrón se ampliará para beneficiar a trabajadores independientes

El docente de la PUCP se reafirma en que el aislamiento social es el único método para acabar con la epidemia: “Nuestra caja fiscal gastará un montón de dinero, sí, estamos en una guerra y de una nunca se sale con superávit fiscal. Hay que gastar y después nos preocuparemos por cómo financiaremos las bajas, los impuestos se van a caer, eso está claro, la recaudación tributaria está desapareciendo, pero nos recuperaremos”.

La carrera contra el coronavirus no es una de cien metros planos, el economista la compara con una maratón, una en la que debemos resistir: “Hay que pensar que de esto no salimos en mayo o junio. Aunque lleguemos a combatir el virus, la recuperación no será inmediata. Los que tengan ahorros, guárdenlos. Las empresas no resucitarán al día siguiente, con suerte, veremos resurgir nuestra macroeconomía a fin de año. El 2021 nos irá mejor”.

Video Recomendado

Lazy loaded component