Bolsonaro

El coronavirus frustra el ansiado despegue económico de Brasil

El Gobierno ya redujo la previsión de crecimiento económico del 2,10 % al 0,02 % para 2020.

La República
29 Mar 2020 | 10:28 h

El coronavirus ha frustrado el despegue de la economía brasileña, con la “inmunidad baja” tras la profunda recesión que atravesó entre 2015 y 2016, y ha enterrado la agenda liberal del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, uno de los más escépticos sobre la gravedad de la COVID-19.

Bolsonaro llegó al poder el 1 de enero de 2019 con la promesa de hacer despegar la economía brasileña después de dos años de débil crecimiento, en los que el producto interior bruto avanzó apenas un 1,3% tanto en 2017 y 2018, pero en su primer año de mandato apenas creció un 1,1 %.

PUEDES VER: Medidas en apoyo a las empresas y trabajadores

La pandemia del coronavirus supone otra piedra más en el camino y ha borrado de un plumazo el optimismo sobre la mayor economía de Sudamérica.

El Gobierno ya ha reducido el crecimiento del 2,10 % al 0,02 % para 2020, mientras que el Banco Central ha recortado la estimativa del 2,2 %, calculado en diciembre, al 0,0 %.

Preocupado con los números, el líder de la ultraderecha brasileña ha menospreciado la gravedad de la COVID-19 -la cual llama de “gripecita” o “resfriadito”-, ha exigido el fin del confinamiento masivo y ha pedido a los brasileños que vuelvan a trabajar.

Según el mandatario, hay que evitar medidas radicales porque es necesario mantener a flote la economía brasileña y frenar el desempleo, que en febrero afectaba a cerca de 12 millones de personas.

“La crisis del coronavirus encontró a la economía brasileña en una situación de inmunidad baja y de fragilidad prácticamente estructural”, lamentó a Efe el economista Bruno Carazza, quien se refirió a los efectos que todavía siente el país de la recesión económica sufrida entre 2015 y 2016, cuando el PBI perdió cerca de siete puntos porcentuales.

EFE

Video Recomendado

Lazy loaded component