Lazy loaded image

Banca cuenta con más de S/ 17 mil millones para contingencias

Respaldo financiero. Pese a la rentabilidad que tienen, este tipo de entidades ofrecen alternativas de pagos con sobreinterés. Ello afectará la solvencia económica de las miles de empresas deudoras, señalan especialistas. Reprogramación de deudas sin interés no afectará el sistema financiero, añaden.

La República
25 Mar 2020 | 5:46 h

Por: Christian Silva y Carlos Bessombes

Al cierre del 2019 la banca múltiple peruana, todas aquellas instituciones de crédito autorizadas por el Gobierno para captar recursos financieros del público y otorgar a su vez créditos, contaba con S/ 17.824 millones de capital adicional para afrontar potenciales contingencias. Ello fuera de su capital colchón de S/ 39.008 millones.

Asimismo, según reporta la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) la banca múltiple cuenta con provisiones adicionales por S/ 2.215 millones para cubrir futuros deterioros de cartera.

PUEDES VER Gobierno presentaría decreto para que bancos no cobren intereses de deuda

Siendo este el panorama actual del sistema, ¿estas empresas correrían algún riesgo de descalabro financiero si reprograman las deudas sin incorporarle un interés adicional al que ya tienen?

Rafael Alcázar, socio de Rebaza, Alcázar & de las Casas, aclara que al día de hoy la estabilidad del sistema financiero peruano tiene como pilares a sus fundamentos y al estable nivel de aprovisionamiento. Considera que ambos elementos ayudarán a capear circunstancias complejas como la que representa el embate del COVID-19.

Destacó que, en primer lugar, el sistema financiero peruano cuenta con una regulación con estándares internacionales. En tanto, desde la declaración del estado de emergencia se dictaron normas y disposiciones de forma oportuna desde la SBS y del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) que redujo de forma agresiva su tasa de interés de referencia a 1,25 %.

PUEDES VER Estos son los bancos que ofrecen reprogramar deudas por emergencia

Aunado a estos factores, Alcázar destaca que el buen nivel de provisiones y la fortaleza patrimonial de la banca peruana permite tener la solvencia ante shocks como el coronavirus.

“El hecho de reprogramar me parece que por un plazo de seis meses tiene algunos efectos pero no nos debe preocupar con la estabilidad del sistema ni nada por el estilo. El factor incertidumbre está presente así como los efectos que han sido varios pero ninguno de ellos me preocupa respecto a algo sistemático en el tema bancario. El sistema se está acomodando”, añadió.

En ese sentido, el especialista subrayó que esta fortaleza patrimonial del sistema permitiría afrontar el otorgamiento de facilidades a efecto de que los deudores para acogerse a un refinanciamiento en las mejores condiciones.

PUEDES VER El 70% de los clientes bancarios sin chance de reprogramar con interés cero

“Los créditos de consumo necesitan producir líneas de refinanciamiento por portafolios para darle tiempo a que estas personas puedan recuperar sus ingresos y reubicar el flujo de caja para pagar su deuda y cumplir con el banco”, aseveró Alcázar.

Efectos dominó

Kurt Burneo, investigador de Centrum Católica, explica que se dará un efecto dominó ante la incapacidad de pago en este mes: conforme se vayan atrasando, la cartera bancaria -principal activo de estas entidades- va a cambiar de condición y se deteriorará su calidad.

“Por eso prefieren entrar en reprogramación y no refinanciamiento, permitiendo que no se deteriore la cartera de los bancos”, señala.

PUEDES VER BCR inyectó S/ 400 millones al sistema financiero para entregar mayor liquidez

De los cuatro principales bancos que concentran el sistema financiero, al cierre del 2019 solo Interbank y el Banco de Crédito del Perú (BCP) tuvieron una rentabilidad mayor al 20 %, mientras que BBVA por encima del 18 % y Scotiabank arriba del 15 %.

Asimismo, la utilidad neta que obtuvieron las mencionadas entidades supera los S/ 1.000 millones, sobresaliendo el BCP con más de S/ 9.000 millones (ver recuadro).

Aún así, tres de ellos proponen un sobreinterés en la reprogramación de sus cuotas de marzo, lo que encarece el crédito durante el puente entre el periodo de cuarentena y el momento en que las actividades productivas se normalicen, explica Burneo.

PUEDES VER AFP: ¿Qué plantea el Congreso frente a las pérdidas en los fondos de pensiones?

Esto producirá un distinto efecto dominó, afectando a las grandes, medianas, pequeñas y micro empresas -"como si fuera un choque de oferta negativo"-, cuya cantidad créditos se elevaron 4,86% en enero, comparado con el mismo periodo del año pasado, moviendo solo en este grupo S/180.348 millones, incluyendo créditos corporativos.

“Lo que vemos es inverso. Las espaldas financieras de las empresas se reducen porque se multiplica su menor capacidad de solvencia (económica) como consecuencia del crédito que toman”, sostiene.

No solo afecta a las distintas empresas, también a los ciudadanos que adquieren diversos tipos de crédito -hipotecario, personal o vehicular-. La tasa de morosidad -personas que no pagan a tiempo sus deudas- en el 2019 fue de 3,02%, creciendo 0,7 % en enero. Scotiabank fue el sexto con el más alto porcentaje (3,50 %).

“El grado de colaboración de los bancos frente a lo que sucede es nulo o absolutamente contraproducente. El tratar de sacar la vuelta o dar el aprovechamiento adicional, que implica tasas de interés mayor, parece no ser, técnicamente, la mejor opción posible, desde el punto de vista de la economía general”, apuntó Burneo. La razón, como se mencionó, es el encarecimiento de crédito.

PUEDES VER BCRP inyectó liquidez por 500 millones de soles con operación de repo de monedas

Pese a la reducción de la tasa de interés de referencia por parte del BCRP, lo contrario sucede con los bancos. “Comprobamos una mirada microeconómica de interés de los principios de los bancos, en detrimento de lo que se hace por el lado macroeconómico para que no haya un colapso por el lado de interrupción de la cadena de pagos”.

Continúan las quejas

A la fecha diversos clientes se han quejado respecto al sobreinterés planteado por distintos centros bancarios, aunque principalmente del BCP que al término de enero contaba con un total de 1 millón 97 mil de deudores.

Por ejemplo, Lucía Alvites, excandidata parlamentaria, indicó que este banco propone reprogramar su deuda por tres meses, aunque con la tasa de interés le cobrarían S/ 1.800 adicionales a su actual deuda.

PUEDES VER Usuarios se quejan por falta de apoyo de bancos durante emergencia

Los reclamos también fueron a la atención para la reprogramación de deuda, siendo que los bancos (BCP, BBVA, Interbank y Scotiabank) demoraban en su tiempo de respuesta.

Estas situaciones han llegado hasta el Congreso. El legislador César Combina ha planteado que las entidades financieras, así como las presta- doras de seguros, “suspendan el pago de cuotas de deudas” en sus distintas categorías de crédito, esto durante el estado de emergencia, mientras que la prórroga de cuotas, de un máximo de 30 días, no tendría el cobro de intereses ni de mora o comisión.

¿Reprogramación de deudas con sobreinterés?

Tras los reclamos, el BCP indicó que la reprogramación de las cuotas de deudas de marzo sería sin intereses, pero solo en los casos en que sea necesario.

Anteriormente planteaba la suma de un sobreinterés a la tasa que ya pagaban sus clientes. “No podemos salir con una medida incluyendo a todo el mundo, incluso a los que reciben un sueldo normal, ni cobrar intereses”, expresó su gerente general Gianfranco Ferrari a RPP.

PUEDES VER El 70% de los clientes bancarios sin chance de reprogramar con interés cero

BBVA ha dado la opción de postergar sus pagos entre 30 y 90 días, aunque va a tener un interés extra, según señalaron a este medio. Esto aplica para sus otros tipos de crédito.

En Colombia, BBVA ha dispuesto congelar las cuotas hasta por 6 meses, aplicado para el crédito de consumo, hipotecario, empresariales y de libranza.

PUEDES VER Usuarios denuncian que entidades financieras no otorgan facilidades respecto a deudas

Interbank ha dispuesto, para las tarjetas de créditos, el fraccionamiento del pago mínimo de marzo y abril en 12 cuotas, sin intereses. Para préstamos personales y vehiculares, la reprogramación de la cuota de marzo y abrilmantendrá su tasa y monto acordado en el contrato. Y en hipotecario, se reprogramará la deuda pendiente -incluyendo las tres próximas cuotas-. El monto se reajustará en base a ello, manteniendo el número de cuotas y la tasa de interés.

Scotiabank señala que se debe enviar una solicitud a la deuda cuya respuesta se dará entre los próximos 7 y 10 días, con una postergación de deuda 60 o 120 días.

.

Video Recomendado

Lazy loaded component