Quinua peruana: ¿Qué se plantea para seguir liderando las exportaciones?

Ani Lu Torres

anilutorres1

19 Ene 2020 | 15:59 h
La Republica
quinua peruana

Exportadores advierten de un acelerado avance de la producción de quinua en otros países gracias a la tecnología, que podría afectar la siembra en países como Bolivia y Perú.

El pasado 14 de enero, agricultores de quinua de Puno, la principal región productora del grano andino en Perú, alertaron que autoridades de Bolivia presentaron una solicitud para lograr la denominación de origen del “grano de oro” en la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI) de las Naciones Unidas con sede en Ginebra - Suiza.

Ello, les permitiría no sólo proteger su cultivo sino, también, ingresar a nuevos mercados europeos. Cabe indicar que Bolivia destaca por poseer una de las variedades de quinua más demandas: la quinua roja real, de grano grande con más propiedades nutritivas.

PUEDES VER: Bolivia no importará más papa y cebolla: Agricultores peruanos en alerta

Quinua roja real es una de las variedades más demandadas en el mundo.

En conversación con La República, Pío Choque, uno de los más reconocidos productores de quinua en Puno, indicó que dicho trámite del país del sur tendría un impacto negativo en nuestra producción, pues señala que ese proceso podría generar que Bolivia se conviertan en el principal exportador del grano andino en el mundo, un título que por más de cinco años lo tiene nuestro país.

“Bolivia hace tiempo ha venido trabajando, tiene un Centro Internacional de la quinua bien implementado, tiene semillas certificadas. Con el exgobierno (de Evo Morales) han tenido bastante trabajo. En Perú no ha habido mucho avance", señala.

Pero desde la oficina de Signos Distintivos del Indecopi - encargada de velar por los procesos de denominación de origen -, hay otra opinión. Ray Meloni, director de dicha oficina, refiere que los más de 20 tratados de libre comercio que tiene el Perú nos respaldan para continuar como el principal exportador del grano.

Asimismo, explica sobre el trámite iniciado por el vecino país: “Esto significa que Bolivia se da cuenta de que la herramienta comercial es importante, pero recién ha comenzado sus gestiones internacionales para defender su denominación de origen (de la quinua roja del Altiplano) en la Unión Europea. Para ello, va tener que sentarse a negociar el acuerdo comercial y después de haber negociado recién pasará a los tramites de producción (...) Los productores peruanos no deben preocuparse, ningún mercado se cerrará”.

Consultado sobre la denominación de origen del Perú, indicó que éste ya estaba avanzando. “Estamos evaluando de qué zona será la denominación de origen. Podría ser quinua peruana del Altiplano andina, quinua Puno, entre otros. De acuerdo a la ley, debe ser de una zona geográfica que presente características particulares, habría que demostrar de dónde proviene esa distinción, cuál es su calidad. El de la costa no tiene los mismos rendimientos proteícos que en zonas altoandinas”, anotó.

Una competencia mayor: China

Pero en comparación a Bolivia, países como China se presentan como una mayor amenaza para la producción nacional. El gigante asiático advirtió en el 2016 querer convertirse en el primer productor de quinua a nivel mundial, lo que no está lejos de conseguirlo pues ya tiene algunos avances, pues el 2010 logró introducir el cultivo.

De acuerdo a una nota publicada en el 2017 por la agencia china Xinhua, en el condado Yonchang, provincia de Gansu, al noroeste de China, fueron plantadas 700 hectáreas de quinua, la cual se ha logrado adaptar bien incluso en épocas de sequía. Y no es todo, ya se informaba que emprendedores locales lanzaron al mercado productos innovadores como té y vino de quinua con ventas anuales de 30 millones de yuanes.

De esta competencia es consciente la Asociación de Exportadores del Perú (Adex). “Durante muchos años ha habido un mito con respecto a la competencia entre Perú y Bolivia de vender más quinua, la realidad es que nuestro grano está bien posicionado y cada año comercializamos más. Nuestra verdadera competencia son las naciones con mejor tecnología que han comenzado a sembrar, por lo que una estrategia sería unirnos con países andinos y defender así la quinua natural y ecológica producida en los andes”, plantea Gustavo Pereda, presidente del Comité de Menestras y Otros Granos del gremio.

Pereda señala que es vital la conservación y reproducción de la quinua con un enfoque orgánico, así como “promocionarla como alimento libre de gluten y perfecta para los veganos que cada vez son más a nivel mundial”.

“La quinua es un producto riquísimo, en una semilla pequeña se encierra una gran cantidad porcentual de proteína, y esto hará en muy poco tiempo que los grandes agricultores de todo el mundo empiecen a sembrarla. Por eso, urge que los actores peruanos más importantes de esta cadena, no solo produzcan más, sino que lo hagan de manera eficiente”, contempla.

Producción de quinua en Perú (datos hasta el 2018)

Datos

- Entre enero y noviembre del 2019, los despachos de quinua peruana sumaron 113 millones 242 mil dólares y crecieron 7% en comparación al mismo periodo del año previo.

- Los cinco destinos que más la demandaron fueron Estados Unidos (40 millones 611 mil dólares), Canadá (7 millones 805 mil dólares), Francia, Países Bajos y España. Les siguieron Reino Unido, Italia, Alemania, Bélgica, Brasil, entre otros.