Pago mínimo, posibilidad en las tarjetas de crédito. Foto: Cuartoscuro.com
Pago mínimo, posibilidad en las tarjetas de crédito. Foto: Cuartoscuro.com

Pago mínimo: ¿Qué significa esta modalidad y es recomendable utilizarla?

Economistas consultados por La República explican en qué situaciones se debe recurrir a esta modalidad.

Christian Silva
31 Dic 2019 | 17:51 h

Las tarjetas de créditos permiten que las personas puedan comprar productos o servicios sin contar con el dinero en ese momento. Y cuando reciben su estado de cuenta para cancelar su deuda existen diversas opciones. Una de ellas es el pago mínimo. Pero ¿es recomendable o no usar esta alternativa?

Según diversos economistas consultados por La República, el pago mínimo no es recomendable por el nivel de interés que le genera al usuario.

PUEDES VER Inclusión financiera registró un incremento de 44,11% en el segundo trimestre del 2019

¿Qué significa pagar lo mínimo? Jorge Carrillo, docente de la Pacífico Business School, explicó que ello implica que mes a mes puedas pagar un revolvente sin plazo definido pero que no te perjudica en los reportes de las centrales de riesgo. “El pago mínimo es una opción superflexible”, señala.

A medida de ejemplo sostuvo que si una persona usa su tarjeta de crédito con 10 mil soles, a través de un crédito directo un día antes de su plazo de cierre y en su fecha de pago no puede cancelar su deuda, puede recurrir al pago mínimo que podrían ser 100 soles o una cantidad mayor.

“Puedes pagar bastante un mes y el otro, que estás complicado financieramente, puedes optar por el mínimo”, explica.

Hay que indicar que el pago mínimo permite a las personas aparecer como puntuales en sus deudas, sin generar moratorias, pese a que el monto total lo seguirá cancelando en los meses posteriores.

Al respecto, el economista Jorge González Izquierdo, dijo que el pago mínimo mantiene “la tarjeta viva, la puedes seguir usando”. Sin embargo, consideró que dicha práctica genera problemas.

Solo en última instancia

Ambos economistas coincidieron en que el pago mínimo solo debe utilizarse en última instancia y solo por uno o dos meses.

“Las tarjetas de crédito, tanto en consumo de cuotas como en revolvente, tienen una tasa promedio de 46 % anual. Es muy caro frente a un préstamo personal, cuya tasa podría ser menor al 20 % dependiendo los casos. Si decido pagar el mínimo o un poco más, van a empezar a cobrar los intereses a la tasa promedio”, sostiene Carrillo Acosta.

PUEDES VER SMV inicia proceso sancionador contra BCP por aportes a campaña de PPK

Para González Izquierdo, con el pago mínimo se van cancelando los intereses, mas no la deuda. “Rebajas muy poquito tu deuda y al único que le das de ganar es al banco. Es una trampa de pagar en mínimo y engañan a la gente”, añade.

Los economistas sostienen que la única situación en la que debe utilizarse el pago mínimo es cuando no hay efectivo o cuando esté desempleado. “Cuando no tengas plata, pero no puede ser algo contínuo”, indicó Jorge González Izquierdo.

“Es el último recurso. Un caso de fuerza mayor donde te quedaste sin empleo, no sabes cuándo te vas a recolocar y prefieres no pagar la tarjeta hasta tener trabajo. Ya pagas el mínimo, pero por un mes o dos, no siempre”, recalcó el economista.

¿Problema en la sociedad?

De acuerdo al estudio “Problemas de información entre entidades y consumidores del sistema financiero” de la gerencia de estudios económicos de Indecopi, se señala como un problema que en los consumidores puede haber una percepción positiva del pago mínimo para cancelar las deudas.

PUEDES VER Créditos: Tasas de interés bajaron durante el 2019

“Lamentablemente en el Perú somos desordenados. La consecuencia es que se tenga la tentación de seguir pagando el mínimo y se termine así, mientras que los plazos son enormes”, explica Carrillo Acosta. “Financieramente, es irresponsable pagar el mínimo para un crédito de consumo. Pagar un crédito a 5 años, salvo que sea vehicular o hipotecario, es demasiado tiempo”, indica sobre el informe.

González Izquierdo también opina que se debe “exigir que les digan la información correcta a las personas” respecto al pago mínimo.

¿Qué opción es mejor?

Como indica Jorge Carrillo, “lo ideal siempre es un préstamo personal, porque tienen tasas más baratas, salvo que (en la tarjeta de crédito) la cuota sea sin intereses, ahí si es una ventaja aprovechar la tarjeta”. En caso no se pueda acceder a un préstamo, la segunda opción es pagar a cuotas, “porque te ordena, te fuerza a tener un plazo determinado”.

En esta última coincide Jorge González, dado que el pago por cuotas “establece un monto fijo de interés, terminas de pagar tus cuotas y se acabó, en vez de pagar el mínimo”.

Video Recomendado

Lazy loaded component