Venezolanos podrían aportar más de 2 mil millones de soles al Perú en los próximos cinco años

Venezolanos en Perú. Foto: AFP.
Venezolanos en Perú. Foto: AFP.

Según un estudio del Banco Mundial, los migrantes y refugiados de Venezuela representan una oportunidad para dinamizar la economía del país.

Publicidad

“Los migrantes y refugiados venezolanos podrían aportar más de 2.200 millones de soles en ingresos fiscales netos” anuales a Perú en los próximos cinco años “si se insertan al mercado laboral”, afirma un estudio del Banco Mundial (BM).

El documento denominado “Una oportunidad para todos: los migrantes y refugiados venezolanos y el desarrollo del Perú”, afirma que la migración de ciudadanos venezolanos a Perú encierra un gran potencial económico que no está siendo bien aprovechado, a pesar de que puede aportar cientos de millones de dólares anuales al país.

“El estudio demuestra que la integración social y económica de la población venezolana encierra una oportunidad para dinamizar la economía del país en beneficio de todos”, aseguró la directora para Perú, Bolivia, Chile y Ecuador del Banco Mundial, Marianne Fay.

De igual modo, Fay detalló que "el BM, que ya elaboró un informe similar en Colombia, destacó que ese país “ha incorporado rápidamente a la fuerza laboral” a gran parte de los 1,2 millones de venezolanos que ha recibido, por lo que “la mitigación temprana de las vulnerabilidades generadas por este fenómeno le ha permitido acelerar su crecimiento en 2019”.

PUEDES VER: Guerra comercial: Estados Unidos y China conversan para resolver conflicto

Recomendaciones

El BM sostiene que se debe “adaptar el sistema institucional y legal” para facilitar “una respuesta integral orientada a integrar a migrantes y refugiados”, y que también se debe ampliar la oferta de servicios para todos en las principales áreas receptoras, brindar mayor apoyo a la población más vulnerable, y combatir los mitos que refuerzan la discriminación y la xenofobia.

“El potencial que presenta la migración venezolana al Perú es un aspecto que ha sido aún poco analizado y discutido, pero que es sumamente trascendente para el país”, remarcó Fay.

La representante del BM detalló que esta migración “se caracteriza por ser principalmente joven”, 4 de cada 10 tienen entre 18 y 35 años, proviene de zonas urbanas y es “altamente calificada”, ya que el 57 % de venezolanos en edad de trabajar tiene estudios superiores.

“Tienen una alta inserción laboral, sobre todo en el mercado informal y en ocupaciones que no reflejan sus calificaciones. Ganan significativamente menos y trabajan más horas que la población local en ocupaciones comparables”, detalló.

En Perú se produce una gran concentración geográfica de estos migrantes, ya que el 96 % se reúne en ocho departamentos del país, principalmente de la costa, y 8 de cada 10 están Lima y el Callao.

PUEDES VER: El Litio es considerado como la “nueva gasolina” que hará rodar al mundo entero

“Estas características representan por un lado un desafío para la gestión de los servicios públicos, como salud y educación, que deben adaptarse y ampliar su capacidad, pero también una oportunidad económica, si se aprovecha el capital humano con una inserción laboral adecuada”, remarcó Fay.

Principales desafíos

A pesar de sus efectos a corto plazo en los servicios públicos que tiene una migración de estas características, Fay aseguró que “representa también valiosas oportunidades para el crecimiento económico de los países, en especial cuando se trata de población joven y altamente calificada”.

Recordó que, según el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), el 8 % del crecimiento del PIB en 2018 “se debió al aporte de los venezolanos como consumidores y trabajadores” y que los estimados del BM “indican que el costo fiscal de respuesta es superado por los ingresos fiscales provenientes de la población venezolana”.