Adultos mayores

Sepa en qué consiste la ‘economía de la longevidad’

Las personas mayores actualmente son responsables de una parte sustancial de la actividad económica mundial. Solo en Estados Unidos, este sector generó 8 mil millones de dólares.

La República
17 Nov 2019 | 19:00 h

A medida que las personas mayores tienen vidas más largas y saludables, y continúan participando activamente en la economía global, se abren posibilidades para convertir la longevidad en un activo para la sociedad.

En 2015, los estadounidenses mayores de 50 años generaron casi 8 mil millones de dólares en actividades económicas.

La consultora Boston Consulting Group estima que, para 2030, la población de más de 55 años en Estados Unidos habrá representado la mitad de todo el crecimiento del gasto del consumidor interno desde la crisis financiera mundial. Este número aumenta al 67% en Japón y al 86% en Alemania.

Dado que las personas mayores actualmente son responsables de una parte sustancial de la actividad económica mundial y de que lo serán en el futuro, la “economía de la longevidad” podría abrir oportunidades de crecimiento que hoy están sin explotar.

PUEDES VER: INEI: Tasa de desempleo sube a 6,4% en el último trimestre móvil en Lima

Desafiando la "vejez"

El envejecimiento global de la sociedad se ha considerado perjudicial para la salud económica de un país, ya que reduce la fuerza laboral y aumenta las cargas sobre los sistemas públicos de salud.

Un reciente informe de Naciones Unidas también advirtió que el envejecimiento global aumentaría las “presiones fiscales que enfrentarán muchos países en las próximas décadas tratando de construir y mantener sistemas públicos de atención médica, pensiones y protección social para las personas mayores”.

Esto podría impactar particularmente en muchos de los países que registran un número creciente de jubilados.

Joseph Coughlin, director del Instituto de Tecnología de Massachusetts AgeLab, cree que, aunque las poblaciones pueden estar envejeciendo en cantidades significativas, no hay que dejar que la idea de “vejez” reprima la forma en que pensamos sobre las oportunidades económicas.

PUEDES VER: INEI: Hay 37.600 nuevos desempleados en Lima

Nuevo estilo de vida

No se trata solo de coches para ancianos, por ejemplo, sino de diversión, moda, turismo y viajes confortables. “Se trata de no tener edad. Las cosas que son más personalizadas, más centradas en el bienestar, en cosas que facilitan la vida”, dice Coughlin.

“Esos conjuntos de valores valen para todas las generaciones”, añade. Agrega que aunque las demandas de los millennials están vinculadas al auge de la economía a la carta, los adultos mayores se benefician enormemente de lo conveniente que es este estilo de vida. “Para la gente mayor se ha convertido en una vida de asistencia virtual”.

Aunque no hay mucha investigación disponible sobre la economía de la longevidad, lo que está claro es que si las empresas consiguen aprovechar esta base de consumidores, eso podría significar grandes oportunidades de negocio.

PUEDES VER: Informales alcanzan casi los 9 millones y duplican a formales

Poder adquisitivo

Un informe de KPMG de 2017 sobre consumidores online en 51 países reveló que los baby boomers gastan más a través de ese canal, unos 203 dólares de media por transacción, en comparación con los millennials, conocidos por ser “nativos de la tecnología”. Este último grupo es el que menos gasta, con unos 173 dólares de media por transacción.

Prolongando la vida laboral

Una parte clave de la longevidad y el aumento de la salud es la libertad de trabajar. Cuando los trabajadores tienen una vida más saludable y más larga, una fuerza laboral que envejece puede ser una oportunidad para cosechar lo que la consultora Deloitte llama el “dividendo de la longevidad”.

Es decir, poder impulsar la productividad económica de los empleados de más edad. En Alemania, mantener a los trabajadores mayores en el trabajo es una cuestión de estabilidad económica nacional. Más del 21% de la población alemana tiene más de 65 años.

FUENTE: BBC

Video Recomendado