Visto en número de personas, la población subalimentada en nuestro país ha pasado de 2,8 millones a 3,1 millones.
Visto en número de personas, la población subalimentada en nuestro país ha pasado de 2,8 millones a 3,1 millones.

Uno de cada once peruanos está subalimentado

Realidad. En el país hay 3,1 millones de personas que consumen al día una cantidad insuficiente de calorías. Una de las causas sería el poco crecimiento económico.

Guillermo Westreicher
14 Nov 2019 | 8:44 h

Uno de cada once peruanos está subalimentado. Es decir, su consumo habitual no es suficiente para proporcionarle la cantidad de energía necesaria que le permita llevar una vida normal, activa y sana.

Lo anterior se desprende del informe “Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y El Caribe”, publicado por Unicef. Según dicho documento, el índice de subalimentación en el Perú fue de 9,7% para el periodo 2016-2018. Así, se ha notado un alza desde el 9,2% reportado para el periodo 2013-2015.

PUEDES VER Cusco: buscan disminuir anemia con el consumo de papas nativas y quinua

Visto en número de personas, la población subalimentada en nuestro país ha pasado de 2,8 millones a 3,1 millones. Esto, si comparamos las cifras actuales con las del reporte anterior (los datos se publican cada dos años).

“(El aumento en la cantidad de subalimentados) es casi el margen de error (estadístico). La mala noticia es que no ha disminuido. Eso lo sabemos con certeza”, apuntó la exministra de Inclusión Social Carolina Trivelli.

“Cuando hay poco crecimiento económico, las personas enfrentan (mayores) restricciones para conseguir los recursos que necesitan para alimentarse”, advierte la experta.

PUEDES VER EsSalud inaugura quioscos saludables en todos sus hospitales de Lima para prevenir obesidad

Entonces, lo preocupante es que no solo se registra una gran masa de peruanos subalimentados, sino que dicho grupo no se está reduciendo. “Hay que preguntarnos qué estamos haciendo como país para asegurar a las personas una alimentación mínima”, señaló Trivelli.

En ese sentido, la exministra precisó que el programa Qali Warma no es suficiente porque reemplaza en principio solo una de las raciones del día, el desayuno o el almuerzo. Y en el caso de los estratos más pobres se ofrecen dos comidas.

“Cada ración equivale a entre el 30% y 35% de lo que requiere el niño en su vida diaria. Es decir, incluso si el programa fuera perfecto cumpliendo su rol y los niños comieran todo lo que se les da, Qali Warma asegura que estén fuera de subalimentación”, explicó Trivelli.

Video Recomendado