Congreso brasileño aprueba reforma del sistema de jubilaciones
Congreso brasileño aprueba reforma del sistema de jubilaciones

Congreso brasileño aprueba reforma del sistema de jubilaciones

La reforma fue aprobada por 60 votos a favor y 19 en contra en la Cámara Alta

La República
22 Oct 2019 | 21:20 h

La reforma de las jubilaciones en Brasil, la primera de las medidas prometidas por el presidente Jair Bolsonaro a los mercados para sanear la economía, se aprobó de manera definitiva este martes por el Congreso tras el voto mayoritario en el Senado.

Poco después de concluir la votación del texto base, la sesión fue suspendida y los senadores deberán terminar de discutir las últimas enmiendas el miércoles, tras lo que la nueva norma estará pronta para su promulgación.

PUEDES VER: ¿Dulce o truco? Conoce el presupuesto de Halloween en Perú

La propuesta, aprobada previamente con masivo apoyo en la Cámara de Diputados, prevé un ahorro de unos 800 mil millones de reales (unos 200 mil millones de dólares) en 10 años, para ayudar a sanear las cuentas de una economía letárgica.

La cifra es inferior a los 1,2 billones de reales propuestos inicialmente por el ministro de Economía, Paulo Guedes, debido a recortes realizados en la primera votación de los diputados.

PUEDES VER: PTAR Titicaca: Consorcio Fypasa pide ampliar plazo para firma de contrato

Cabe mencionar que la reforma de jubilaciones era la principal promesa económica del gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro, electo en octubre de 2018 con el beneplácito del mercado.

¿En qué consiste?

El texto establece una edad mínima de retiro de 62 años para las mujeres y 65 para los hombres en Brasil, uno de los pocos países que no exigía una edad mínima para jubilarse, según información de la agencia AFP.

Para los trabajadores rurales, los profesores y algunas categorías de policías, la edad mínima fluctúa entre los 55 y 60 años.

El tiempo mínimo de contribución para recibir una pensión parcial será de 15 y 20 años para trabajadores privados, y de 25 años para los funcionarios públicos, tanto hombres como mujeres. Para recibir el beneficio completo, los hombres deberán trabajar 40 años y las mujeres 35.

Los defensores de la reforma insisten en que el sistema actual es una bomba de tiempo debido a la evolución demográfica del país. En 2018, un 9,2% de los 208,5 millones de brasileños tenía más de 65 años, aunque en 2060, serán 25,5%.

Pero sus críticos resaltan que elevar el número de años de contribuciones privará de pensiones completas a millones de personas, en un país donde un cuarto de los trabajadores del sector privado son informales y millones de otros pertenecen al sector de emprendedores que prolifera con la tercerización de los empleos.

fuente: AFP

Video Recomendado