Economía de regiones del sur cae por conflictos

28 Sep 2019 | 11:46 h

Menor crecimiento económico. Arequipa, Cusco y Apurímac en serio retroceso debido en conflictos en regiones. En cambio Tacna tuvo dinamismo notable por minería.

Instituto Peruano de Economía (IPE)

Las cifras recientemente publicadas por el INEI muestran un segundo trimestre con resultados mixtos para el sur del país. A diferencia del trimestre anterior, esta vez la tasa fue de 0.7%, inferior al promedio nacional (1.2%). Sin embargo, se aprecian grandes diferencias de desempeño entre regiones. Por ejemplo, Apurímac (-7.5%), Cusco (-3.2%) y Arequipa (-1.6%) presentaron tasas negativas, mientras que Tacna (29.2%) registró la tasa más alta de crecimiento a nivel nacional.

Regiones en rojo

A pesar de ser la región que más creció en el trimestre anterior, esta vez Apurímac (-7.5%) fue la segunda región con peor desempeño a nivel nacional. Este resultado es explicado casi en su totalidad por el retroceso del sector minero (-13.8%), específicamente por la menor producción de cobre (-15.3%) en el marco del conflicto entre los comuneros de Fuerabamba y la minera Las Bambas. Además, también disminuyó la extracción de oro (-67.2%) y plata (-20.9%). El resto de los sectores productivos presentó un desempeño positivo, pero no suficiente para contrarrestar la desfavorable situación de la producción minera. Cabe recordar que dicho sector pasó de representar en promedio el 10% del PBI de Apurímac a 60% desde el 2016, año de inicio de operaciones del megaproyecto minero Las Bambas.

PUEDES VER: Cusco: Comuneros de Chumbivilcas bloquean Corredor Minero del Sur

Por su parte, Cusco (-3.2%) fue la cuarta región que menos creció, debido principalmente al sector hidrocarburos, el cual representa cerca del 45% del valor de la producción de la región. Al respecto, la explotación de gas natural descendió alrededor de 15% por el mantenimiento programado de la planta de procesamiento y la presencia de oleajes anómalos en el puerto de embarque. Su menor dinamismo se vio ligeramente compensado por resultados positivos en minería (mayor producción de molibdeno, oro y plata) y construcción (17.1%), este último motivado por la mayor ejecución de la inversión pública de parte de gobiernos locales en proyectos de infraestructura educativa.

Arequipa (-1.6%) también presentó una tasa negativa, pero de menor magnitud. En esta región, fue importante la disminución de la actividad minera (-9.9%), que sufrió una caída pronunciada por la menor extracción de cobre (-8.1%), plata (-61%) y oro (-22%). Asimismo, el sector manufactura también presentó un retroceso, dada una menor producción de metales y de harina y aceite de pescado en Matarani y Mollendo. A pesar de las tasas negativas en estos sectores, el resto de actividades económicas creció más del 2%. Cabe resaltar el crecimiento en construcción (8.9%), impulsado por ejecución de obras por parte del gobierno nacional y los locales.

Regiones en verde

El extraordinario crecimiento de Tacna (29.3%) se debe al incremento de 77.5% del sector minero, provocado por el inicio de operaciones de la nueva planta concentradora de la unidad minera Toquepala. Esta mejora de infraestructura logró incrementos considerables en la extracción de oro (10%), molibdeno (94%), plata (82%) y cobre (81%). Por otro lado, el sector agropecuario (15%) también registró un mayor dinamismo. Entre los cultivos que mejor se desempeñaron, se encuentran naranja, aceituna y orégano, beneficiados por adecuadas condiciones climáticas. Asimismo, se incrementó la producción de leche fresca, huevos y porcino.

Al igual que Tacna, Puno también presentó un desempeño sobresaliente, al tener un crecimiento de 3.7%. Así, la región mantiene su racha de 15 trimestres de resultados positivos. En particular, el sector agropecuario fue el que más contribuyó al crecimiento, seguido del sector construcción. Dentro del primero, cabe destacar la mayor producción de cebolla, leche fresca y papa. En cuanto al segundo, el avance se debió a la realización de obras por parte del gobierno nacional y gobiernos locales, además de la construcción de la ampliación de la minera Corani.

Finalmente, Moquegua presentó una recuperación del dinamismo de su economía, pues a pesar de lograr una tasa de solo 0.1%, superó con creces el resultado de primer trimestre del año (-12.6%). Por un lado, el sector manufactura, componente importante del PBI departamental, logró un crecimiento de 3.2% gracias a la mayor producción de congelado de pescado y cobre refinado. Sin embargo, este incremento fue contrarrestado por una caída del sector minero (-4.2%), en el que se registró una menor extracción de plata y cobre.


Datos.

Video Recomendado

Lazy loaded component