Ecosistema minero

“Tenemos que trabajar en una nueva versión de la minera peruana tal como la conocemos hoy”.

Maite Vizcarra
23 Sep 2019 | 1:45 h

Esta edición de la segunda conferencia minera más grande del mundo, PERUMIN, ha sido memorable por varias razones. No solo porque los organizadores lograron convocar a estupendos expertos internacionales en innovación tecnológica -las gracias por lo que me toca-, sino también a una nueva audiencia potencialmente involucrada -estudiantes por decir-. Definitivamente, un primer paso para configurar un “ecosistema” abierto. ¿Y a qué me refiero cuando sugiero construir un ecosistema minero? Concretamente, a que tenemos que trabajar en una nueva versión de la minera peruana tal como la conocemos hoy. Olvidar los “upgrades”, las mejoras modestas en el uso de tecnología -entendiéndola ahora como conocimiento sofisticado- y “resetear” el modelo. Esto no es novedad. Países con similar poderío en recursos naturales clave, como Noruega y su petróleo, hacen esfuerzos por moverse de la zona de confort, moverse más allá del “core business” o tipo de negocio tradicional para explorar nuevas fronteras. La actividad petrolera noruega permite el desarrollo de nuevos aglomerados tecnológicos distintos como la aeronáutica, robótica, farmacéutica, etc. Y evidentemente, no lo hicieron solo con conocimiento local. Convocaron a sus socios proveedores en ese esfuerzo. Porque en los ecosistemas, la posibilidad de saltar a nuevas actividades es más simple, dada la interdependencia entre los distintos agentes y el “know how” que se difunde. El ecosistema está esperándote, “Perú, país minero”. No demores.

Video Recomendado