¿Cómo es que la inmigración contribuye a la economía?

La ola de xenofobia y racismo en Europa ha oscurecido la inmensa contribución de los extranjeros a la economía de los pueblos que los acogen.

Inmigración
La República
16 09 2019 | 17:45h

La Organización Mundial de las Naciones Unidas (ONU) constata que actualmente hay 258 millones de migrantes en el mundo, un 48% más que en el año 2000. Nueve de cada diez se ha trasladado de forma voluntaria, principalmente por razones económicas. Y, lejos de detenerse, este fenómeno se prevé imparable.

Gracias a un informe del Instituto McKinsey sabemos que los inmigrantes contribuyeron al crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) mundial en 2015 con un 9,5%, o lo que es lo mismo, aportaron a la riqueza del planeta 5,8 billones de euros. ¿Cómo es posible entonces que existan reticencias ante nuevas llegadas?

PUEDES VER: ¿Cómo es que los ataques a la petrolera de Arabia Saudita afecta al precio del petróleo?

El retorno de viejas falacias

En una Europa aquejada por los efectos de la gran recesión –altas tasas de paro e incremento de brechas de desigualdad y pobreza– las corrientes xenófobas germinan con facilidad. Los líderes de Italia, Austria, o Estados Unidos usan a menudo argumentos falsos para justificar su odio y sus duras políticas antiinmigración.

España ha pasado en unas décadas de ser tierra de emigrantes, a país receptor y destino atractivo de millones de extranjeros. En 1998 el número foráneos apenas llegaba al medio millón, frente a los 5,7 millones que vivían en 2011.

PUEDES VER: SNMPE: exportaciones de cobre caen 12,1% entre enero a julio

Fueron años de prosperidad, de crecimiento vigoroso y de abundancia en el empleo, un escenario impensable sin la aportación extranjera. La contribución de los inmigrantes al PBI per cápita fue, aproximadamente, de una tercera parte del crecimiento total, como puso de manifiesto el servicio de estudios del BBVA.

Más integración, más prosperidad

Un español de 65 años podría vivir en promedio hasta los 86 años. Y sus hijos, soplar velas hasta los 90 años. Sin embargo, al igual que en la mayoría de las economías avanzadas, la tasa de fecundidad es muy baja, de 1,3 hijos por mujer.

PUEDES VER: El negocio de los clásicos televisivos en las plataformas streaming

Por estas razones, la inmigración aparece, más que como un problema, como una solución para rejuvenecer la estructura demográfica. Gran parte de los inmigrantes está en edad de trabajar y habitualmente tiene en el momento de llegada menos de 40 años.

Tanto es así que, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha calculado que se precisa aumentar el número actual de trabajadores. “La inmigración, por tanto, es una de las vías, junto con el incremento de la productividad y de la participación laboral, para que no disminuya el crecimiento”, aclara a Forbes Josep Mestres, economista de CaixaBank Research.

PUEDES VER: Purdue Pharma se declara en bancarrota para solventar demandas por crisis de opioides

Emprendimiento

Cuarenta y cuatro de las 87 compañías tecnológicas estadounidenses valoradas en mil millones de dólares, conocidas como ‘unicornios’, tuvo un inmigrante entre sus fundadores, según el grupo de investigación, National Foundation for American Policy.

Empresas que han producido una variedad de productos y servicios útiles para beneficiar a los consumidores de todo el planeta y, sobre todo, han generado riqueza: Uber o Tesla son solo algunos ejemplos.

FUENTE: Forbes

Video Recomendado