ECLIPSE LUNAR - Repasa lo mejor de todas las fases de la ‘Luna de sangre’ FOTOS - Mira las mejores postales del eclipse lunar 2022 en nuestro país

Argentina: Tres datos de cómo se ha ido deteriorando la economía del país

No solo las últimas elecciones primarias han causado un desequilibrio, sino también otros factores que inquietan a los inversionistas.

La Republica
Argentina

Pocas reservas de divisas en las arcas del Banco Central y, en definitiva, poca liquidez. Estos son dos de los principales males que acechan la economía de Argentina ciclo tras ciclo y la mantienen al borde del abismo.

Para los mercados, este abismo tiene nombre: default. Es decir, el incumplimiento de los compromisos financieros adquiridos con los inversionistas que prestaron dinero al gobierno argentino.

PUEDES VER: Guerra comercial: China presenta demanda a la OMC por aranceles estadounidenses

Alejo Czerwonko, miembro del equipo de Mercados Emergentes del banco suizo UBS, asegura que la posible llegada al poder de Fernández -con Cristina Fernández como vicepresidenta- despierta inquietud entre los inversionistas.

Deterioro de las reservas internacionales en dólares del Banco Central

Las reservas de dólares son son el indicador más fiable de la solvencia de un país, de si el Estado puede hacer frente a los pagos comprometidos. Las reservas internacionales de dólares en el Banco Central cerraron el pasado viernes en 54.098 millones de dólares, según un comunicado oficial.

PUEDES VER: Argentina: Incertidumbre en el mercado cambiario tras anuncios del Gobierno

Esto supone 12.211 millones de dólares menos con respecto al 9 de agosto, dos días antes de las elecciones primarias, cuando las reservas estaban en 66.309 millones dólares. En un intento por frenar la depreciación del peso argentino, el banco central ha estado utilizando una media de unos US$300 millones al día, según medios locales.

Pero su intervención en el mercado cambiario no ha podido frenar la devaluación.

Depreciación del peso argentino y el “dólar blue”

El peso ha perdido más del 20% de su valor y para comprar un dólar ahora hacen falta 60 pesos aproximadamente. Las empresas con deudas denominadas en dólares lo tienen ahora un poco más difícil para mantenerse a flote.

Los argentinos saben bien lo que eso significa: en pocos países existe un vínculo tan directo entre devaluación e inflación y entre inflación y pobreza.

PUEDES VER: Argentina: ¿Qué es el dólar blue y por qué los mercados formales tiemblan?

En un intento desesperado por evitar el descalabro y el agotamiento de las reservas de dólares del Banco Central, el equipo de Macri impuso una de las medidas que más había criticado a su antecesora Cristina Fernández de Kirchner: el control de cambio.

El gobierno restringirá las compras de divisas por parte de las empresas, que tendrán que solicitar el permiso del banco central para vender pesos y comprar divisas y para realizar transferencias al exterior.

PUEDES VER: España impulsará una tasa digital aunque no haya acuerdo en el G20 y OCDE

El préstamo del FMI

La aplicación de controles cambiarios ha hecho dudar de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) vaya a desembolsar en septiembre un nuevo tramo del rescate solicitado por el gobierno.

El importe del préstamo previsto para este mes asciende a 5.400 millones de dólares. Una delegación del FMI visitó Argentina la semana pasada. El organismo internacional ha respaldado las medidas adoptadas.

PUEDES VER: Odebrecht Engenharia & Construção alcanza un acuerdo para reestructurar sus deudas

Alejandro Hardziej, analista del banco suizo Julius Baer, considera que la ayuda no está en peligro porque el gobierno de Macri ha seguido las pautas fijadas por el FMI para calificar para la ayuda financiera.

Para conseguir este préstamo, Argentina se comprometió a reducir el gasto público y con eso bajar el déficit fiscal, que para el FMI y muchos inversionistas es la fuente de los desequilibrios del país.

FUENTE: BBC