El progreso social de las mujeres peruanas es 27% menos que el de los varones

La República
14 Aug. 2019 | 14:24h


El progreso social de los hombres es 27% superior al de las mujeres en el Perú, según el Índice del Progreso Social de la Mujer y el Hombre en las Regiones del Perú 2019 de Think Tank Centrum PUCP identificados en las 26 regiones del país.

Hay que considerar que esta brecha a favor de los hombres se ha incrementado 1% en los últimos tres años, evidenciando un resultado contrario a los esfuerzos que se realizan por lograr la igualdad, sobre todo en aspectos como la educación, salud, autonomía y oportunidades.

PUEDES VER: Sueldo diario para obreros de construcción subirá hasta 3,10 soles

Las cinco regiones con menor desigualdad de género en las cuatro dimensiones son Piura, Ucayali, Loreto, Lima Metropolitana e Ica. Mientras que las regiones de la sierra son las que presentan más diferencias entre hombres y mujeres: la región con mayor desigualdad de género es Apurímac con 21,6 puntos de diferencia.

“En términos de Perú y en una escala del 1 al 100, las mujeres del país no superan los 50 puntos: el mayor nivel obtenido en la escala es Bajo y el menor nivel obtenido es Extremo Bajo. Mientras que para los hombres 11 regiones sí superan los 50 puntos, el mayor nivel obtenido para ellos es el de Medio Bajo y no tienen regiones que se ubiquen en el nivel Extremo Bajo”, detalló Beatrice Avolio, directora del Centro de Liderazgo Socialmente Responsable, Mujer y Equidad.

PUEDES VER: Tipo de cambio: Precio del dólar hoy miércoles 14 de agosto de 2019 en Perú para la compra y venta

Oportunidades y Autonomía

Las dimensiones con las brechas de género mucho más marcadas son Oportunidades y Autonomía.

A nivel nacional las mujeres son más autónomas en la región Callao (42,2 puntos), más de 34 puntos por debajo del puntaje alcanzado por los hombres en Moquegua (76,4 puntos).

En oportunidades a nivel nacional se registra 48,8 puntos, más de diez puntos por encima del progreso en oportunidades de las mujeres, que alcanza 37,4 puntos.

Esta información permite crear políticas más claras que tengan como objetivo promover el empleo adecuado de las mujeres a través de la creación de plataformas y programas que busquen capacitarlas e insertarlas en el mercado laboral con la colaboración del sector privado y se traduzcan en autonomía económica y gestión del tiempo.