BBVA reduce estimado de crecimiento económico de 3,9% a 2,9% para este año

La República
18 Jul. 2019 | 22:50h

El BBVA Research redujo su estimado del crecimiento económico de este año para la economía peruana de 3,9%, que mantenía desde abril, a 2,9%.

Dicha corrección se explica por un primer semestre más débil de lo esperado. Asimismo, para la segunda mitad del año se ha revisado a la baja la proyección de gasto privado por algunos indicadores relacionados, como la menor creación de empleo formal.

PUEDES VER: BBVA: BCR bajaría la tasa de interés de referencia a 2,5% en los próximos meses

Según el BBVA, la actividad económica se mantuvo débil en el segundo trimestre del 2019. Así, el crecimiento del primer semestre se habría ubicado cerca de 2%. Dicho resultado se explica, principalmente, por factores temporales en sectores primarios.

En primer lugar, pesca cayó por una menor cuota para la captura de anchoveta (La temporada además empezó tarde). En tanto, la minería no logró recuperarse por bajas leyes, paralizaciones y conflictos sociales.

Asimismo, otro elemento transitorio a considerar -según el BBVA- es que la inversión pública se desaceleró, principalmente a nivel de los gobiernos subnacionales.

El escenario base de previsiones del BBVA asume que la producción minera superará los problemas que enfrentó en el primer semestre y que se recuperará gradualmente, mientras que la inversión pública tendrá un mejor desempeño (por mayor ejecución del gasto por parte de los gobiernos subnacionales y de las obras de reconstrucción). De esa forma, de julio a diciembre, la economía crecería cerca de 4% interanual. Sin embargo, persistirá la cautela empresarial, con un nivel de confianza no muy distinto al que recientemente se ha alcanzado.

Sesgo Neutral

Hugo Perea, economista jefe del BBVA Research Perú, aclaró que está proyección de 2.9% no tiene un sesgo a la baja, sino que es neutral. Sin embargo, advirtió que si siguen debilitándose los indicadores de confianza y el gasto privado, la expansión del PBI del país podría llegar a ser menor al que hoy calculan.

“La confianza es fundamental para que los empresarios estén dispuestos a invertir. Se requiere estabilidad y que no hayan conflictos”, indicó el analista.