Conocimiento productivo

“En el Perú se han realizado esfuerzos relevantes por mejorar los niveles de innovación en nuestra oferta productiva”

Maite Vizcarra
16 Jul 2019 | 1:20 h

Las economías de este siglo están basadas en cuánto conocimiento poseen y cómo se inserta en los productos o servicios que ofertan al mundo. Se habla entonces de conocimiento productivo. Cuanto más sofisticada esa oferta -es decir cuanto más conocimiento, más elaboración, más intangibles tenga-, mayor la posibilidad de garantizar prosperidad a las personas, hoy en día. Esta realidad es la que justifica la necesidad de aprender a innovar, entendiendo a la innovación como un proceso que se mide, se puede capturar y realizar de manera continua. En el Perú se han realizado esfuerzos relevantes por mejorar los niveles de innovación en nuestra oferta productiva, en los últimos tiempos, sin embargo, todavía estamos lejos de la media de los países de la “Alianza del Pacífico”. ¿Y a qué nos referimos cuando decimos que nuestra economía es más innovadora? En concreto, a que se trata de una que oferta productos y servicios más sofisticados. Y el insumo base de la sofisticación es el conocimiento productivo, grandes cantidades de conocimiento productivo. Hoy, las sociedades son más prósperas y sabias, no porque sus ciudadanos sean individualmente brillantes, sino porque estas sociedades, en conjunto, aglutinan una diversidad de conocimientos, que además pueden combinar para crear una vasta variedad de productos más inteligentes y mejores. Ese es el reto de la innovación peruana del siglo 21: integrar los esfuerzos de innovación nacional existentes para sofisticar la oferta productiva.

Video Recomendado