¿Cuánto dinero debo tener ahorrado si quiero casarme?

Casi la mitad del monto que se usa en la celebración de un matrimonio está dirigido al catering; es decir, la comida, tragos, torta y bocaditos para los invitados.

Casi la mitad del monto que se usa en la celebración de un matrimonio está dirigido al catering; es decir, la comida, tragos, torta y bocaditos para los invitados.
Casi la mitad del monto que se usa en la celebración de un matrimonio está dirigido al catering; es decir, la comida, tragos, torta y bocaditos para los invitados.

Tomar una decisión cómo el matrimonio no es nada fácil para una pareja, ya que es un momento que ambos quieren guardar para toda la vida y ello incluye una fuerte suma de dinero que se debe de gastar.

Ante este tema, la Universidad de Utah, realizó un estudio del cual se analizó a jóvenes estadounidenses que se han casado antes de los 30 años, concluyó que las personas que se comprometen a esta edad tienen un menor riesgo de divorciarse.

PUEDES VER: Chinchero: Consorcio surcoreano supervisará el proyecto

Además, un reciente artículo del portal Telemundo, indica cuánto una pareja debe tener en su cuenta de ahorros para poder casarse, e indica que la primera regla de oro para las personas que tienen planeado comprometerse es tener ahorrado lo que equivale a tu remuneración anual.

En donde, este monto incluye también cualquier aporte a tu fondo de retiro, fondos compensatorios de tu empresa, ahorros en efectivos o dinero que se tenga invertido. Sin embargo, el dinero que percibe mensualmente cada persona es distinta, ya que también se generan gastos como también en algunos casos préstamos u otras cargas familiares.

Por ello, lo que se aconseja al momento de gastar en una boda es de saber administrar el dinero que se tiene y priorizar gastos y sobre todo de acuerdo a los ingresos que se perciban.

Pero, si en caso decides casarte antes del estadounidense promedio, podrás seguir esta guía de acuerdo a tu edad.

A los 20 años: Ahorro de un 25% de tu ingreso bruto total.

A los 30 años: Ahorro equivalente a un salario anual.

A los 35 años: Ahorro del doble del salario anual.

A los 40 años: Ahorro del triple del salario anual.

A los 45 años: Ahorro del cuádruple del salario anual.