¿Por qué los países no solo imprimen más dinero?
¿Por qué los países no solo imprimen más dinero?

¿Por qué los países no solo imprimen más dinero?

Lo que suena como una solución a los problemas de deuda y hasta de pobreza en realidad implica toda una serie de consecuencias drásticas en el plano económico.

Israel Lozano
13 Jul 2019 | 19:50 h


"Si no hay dinero para pagar la deuda de un país o para destinarlo al bienestar de la población, pues hagamos más dinero". Un pensamiento básico y que suena lógico para cualquiera, pero que tiene consecuencias catastróficas.

La economía no funciona así. Va más allá de sólo pedirle al Banco Central de Reserva que haga más billetes. 

PUEDES VER: Sylvia Cáceres: “Validaremos con el BCRP, MEF e INEI los componentes para ver si sube el sueldo mínimo”

La explicación está vinculada a la oferta y la demanda. Si existe algo en demasía, el valor de ese objeto tiende a disminuir. Por lo tanto, mientras más billetes hayan en circulación, menos valor tendrá dicho papel. 

Vale precisar que el dinero tampoco es concretamente riqueza. Se trata de un objeto elemental para el intercambio de bienes y servicios. Un medio de pago. Y la riqueza no se hace imprimiendo más papeles, sino generando producción. El portal gerencie.com lo explica de forma sencilla. 

"Si la sociedad elabora un producto que vale 100 soles, necesito un papel moneda que valga esos 100 soles para intercambiarlo. De nada serviría tener un billete de 200 soles si la sociedad apenas genera ese producto a un valor de 100 soles. Bajo la misma lógica, el efecto secundario que tendríamos es que ese bien ahora debería costaría 200 soles, lo que -en términos sencillos- refleja el proceso de inflación"

Recordemos que en Perú se vivió una situación similar en los 90. La inflación llegó a 2.178,49%. Ante tal realidad, el gobierno de turno planteó aumentar los precios de los combustibles y de algunos productos de primera necesidad.

Eso se compensó con subsidios estatales. Según recordó la BBC, la gasolina había subido en 30%, la electricidad en 12% y los alimentos como la leche, el maíz y el arroz en porcentajes similares. Pero pronto el desequilibrio comercial dio origen a una disminución de las reservas, por lo que al estado le empezó a faltar dinero para los subsidios.

Por ello, empezaron a imprimir más dinero, a ampliar los subsidios y, por ende, aumentar la demanda, lo que dio origen a un aumento de la inflación. Al mismo tiempo, el gobierno ordenó un aumento de salarios, lo que ayudó a incrementar la demanda. Además, la nacionalización de la banca en 1988, y el éxodo de los inversionistas extranjeros añadieron más leña al fuego.

Video Recomendado