Informe revela que 3 de cada 10 peruanos podría estar comprando balones de gas adulterados

Anie Torres
2019 M05 14 | 10:00 h

Según la Sociedad Peruana de Gas Licuado, la informalidad e ilegalidad en el mercado de GLP estaría superando el 40% en el país. 

 

Un informe de la Sociedad Peruana de Gas Licuado (SPGL) acaba de revelar que en el mercado peruano existen 3.3 millones de balones de gas adulterados, lo que representa que de cada 10 peruanos muy probablemente 3 compre este tipo de balones, los cuales no contarían con todas las medidas de seguridad. 

Al respecto, el presidente de dicha sociedad, Fernando Cabada, indicó que las empresas informales están utilizando el 30% de los balones de gas de 10 kilos de las compañías, los que superan las 3.3 millones de unidades, sin haber invertido nada en su adquisición ni asumir la responsabilidad por su comercialización o estado de conservación.

PUEDES VER Poder judicial ordenó a Uber a implementar el Libro de Reclamaciones en su app

Esta situación, a su vez, serían la razón de que en el mercado del GLP el nivel de informalidad e ilegalidad llegue a casi el 40%; lo que genera un grave riesgo para los ocho millones de hogares que lo consumen y pérdidas para el Estado por evasión fiscal y para las empresas envasadoras y distribuidoras por competencia desleal.

Cabada dio a conocer esta situación durante su exposición en el Encuentro Nacional de GLP que reunió a las más importantes empresas envasadoras y comercializadoras. En este congreso, también estuvo presente el presidente de la Sociedad Peruana de Hidrocarburos (SPH), Felipe Cantuarias, quien sostuvo que el Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (FEPC), ha generado un efecto positivo evitando la volatilidad de los precios en el mercado.

Explicó que gracias al Fondo el precio del balón de gas licuado no llegó a comercializarse por encima de los 50 soles, cuando se dispara el precio internacional de dicho combustible. 

Propuestas de solución

De otro lado, Felipe Cantuarias aseguró que la industria del gas licuado atraviesa una grave crisis económica producto de la creciente informalidad e ilegalidad, lo que también afecta a los ocho millones de hogares que consumen GLP para cocinar o calentar el agua.

En tal sentido, se planteó la incorporación del gas a granel en el FEPC, para eliminar el contrabando interno, y aprobar las reformas que permitan eliminar prácticas ilegales o informales y extender el sistema de percepciones (retención tributaria) en toda la cadena de comercialización, especialmente en las Plantas Envasadoras, que además deberían operar con facturación electrónica. Del mismo modo, se planteó incrementar la fiscalización de la Sunat para reducir la evasión tributaria, especialmente de los Impuestos General a las Ventas y de la Renta, y de la Sunafil, para eliminar la informalidad laboral en la cadena.

De otro lado, se informó que en el 2018 creció el consumo de Gas Licuado de Petróleo en 5,7% en relación del año anterior, por encima del crecimiento de la población y la economía. Ese aumento es una clara demostración de la preferencia del consumidor peruano por el gas licuado, un combustible seguro, que no contamina y que llega a todas partes del Perú con una sofisticada red de distribución.