Reforma laboral debería motivar a las empresas a luchar en contra la informalidad

La República
12 05 2019 | 14:00h

Wilson Gómez-Barrios, indicó que en el Perú hay cerca de 12 millones de personas en la informalidad laboral.

El incumplimiento de empresas públicas y privadas peruanas a los acuerdos de la agenda global 2030 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que establece la ejecución de medidas inclusivas para la generación de un trabajo decente, contribuye a que nuestro país figure como el tercer país de latinoamérica con alto índice de esclavitud laboral, afirmó el presidente de Securitas Perú, Wilson Gómez-Barrios.

El empresario sostuvo que la calidad de la reforma laboral debe motivar a que las empresas privadas y públicas prioricen medidas en la lucha frontal contra la informalidad y la corrupción respetando los derechos humanos. “Nosotros como Securitas Perú venimos luchando para brindar al trabajador una calidad de servicio como un valor fundamental en su desarrollo integral, con cero trabajo forzoso como lo indica la agenda 2030”, sentenció.

PUEDES VER Guyana: El segundo país más pobre de Sudamérica podría volverse rico

En este sentido demandó al gobierno nacional realizar mayores esfuerzos para el cumplimiento de estas metas que aportarán a la paz social, al fortalecimiento de la democracia y al desarrollo nacional. “Actualmente el Perú tiene más de 200 mil personas que son víctimas de la esclavitud moderna y 12 millones 200 mil en informalidad laboral”, agregó.

En el evento “Seguridad como Clave para el Desarrollo”, organizado por la Cámara de Comercio Peruano Nórdica, Gómez Barrios señaló que la falta de aplicación de este enfoque global está afectando la competitividad y las condiciones laborales del sector de la seguridad privada, así como el desarrollo sostenible de esta actividad estratégica para la defensa nacional y en beneficio del crecimiento económico.

Video recomendado