Costa, sierra y selva le dicen sí al paro nacional agropecuario

Carlos Bessombes
h

Entre las razones para no desistir de la medida de fuerza, los productores manifestaron que hace más de 3 años se lleva a cabo reuniones y no se logra nada.

La Confederación Nacional Agraria (CNA) informó que bajo el lema “El paro nacional agropecuario sí va”, 17 regiones se suman a la movilización nacional del próximo 13 de mayo. Participan productores de arroz, maíz, algodón, entre otros.

Entre las razones para no desistir de la medida de fuerza, siete organizaciones manifestaron que hace más de 3 años se lleva a cabo reuniones con ministros, pero todo queda en diálogo y no se logra nada.

PUEDES VERParo nacional agrario: Productores no dialogarán con ministra de Agricultura

Exequiel Chiroque Paico, presidente de la Asociación Peruana de Productores de Arroz, mencionó que el Ministerio de Agricultura está instalado en la gran capital cuando donde debería estar es en el campo. 

“El agro no quiere dádivas ni limosnas, sino políticas rentables y competitivas que posibiliten sistemas de comercialización y líneas de créditos para los pequeños productores”, aseveró.

PUEDES VER: Pleno debatirá proyectos agrarios el 13 de junio

Antolín Huáscar Flores, presidente de la Confederación Nacional Agraria, hizo un llamado a la reflexión pues señaló que la pequeña agricultura genera puestos de trabajo pero que no es reconocido por el Gobierno como sí sucede con el sector agropexportador.

“La ley de la agricultura familiar está abandonada. Habla mucho la ministra, habla mucho el presidente pero hay que poner manos a la obra”, criticó el titular de la CNA.

Huáscar Flores propuso que el 10% de la inversión pública que se destina a gobiernos provinciales, regionales y locales sea transferida para trabajar política agraria nacional.

El congresista de Nuevo Perú, Horacio Zeballos resaltó que el paro es consecuencia del permanente engaño del Ejecutivo a los agricultores. En ese sentido, subrayó que el paro convocado para el 13 de mayo no es una paralización común, en tanto participan los principales productores del país que abastecen de alimentos y que dan la mayor cantidad  de trabajo a la población.