Cinco datos sobre cómo financió Jesús de Nazaret su campaña de evangelización

Anie Torres

lu.torrlam@gmail.com

18 Abr 2019 | 10:25 h

Algunas de las parábolas más conocidas del Nuevo Testamento ofrecen detalles sobre cómo se mantuvo económicamente el "Ministerio de Cristo". 

La tradición católica ha revelado muchos detalles sobre la vida pública de Jesús a quien denominan el "Hijo de Dios", y un reciente reportaje da algunas pistas sobre el financiamiento que habría logrado el Nazareno para solventar su campaña de Evangelización en Palestina. 

Según da cuenta la publicación de CNN en español, muchas de las parábolas del Nuevo testamento de la Biblia revelan esos detalles sobre cómo se mantuvo económicamente el ministerio de Cristo. Atento a esta nota.

PUEDES VER Semana Santa: Así podrás deducir impuestos durante tu viaje

Un primer detalle es que Jesús empezó su vida pública desde los 30 años, y hasta que murió (33 años) recorrió diversas partes de Palestina realizando su campaña de evangelización junto a sus 12 discípulos y múltiples seguidores, entre ellos, diversos hombres ricos de la época que arrepentidos de sus pecados buscaban redimirse. 

Justamente, el segundo punto, es que Jesús y sus apóstoles subsistían con la caridad de sus seguidores. “Me imagino que el ministerio funcionaba a nivel de subsistencia”, cuenta el rabino Joshua Garroway, profesor de Cristianismo primitivo y la Segunda comunidad en el Hebrew Union College en Los Ángeles, a CNN en español. 

PUEDES VER Alan García: ¿Qué pasará con su pensión presidencial?

Pero siempre había proveedores financieros claves. "María Magdalena no solamente era una de sus seguidoras más devotas, quien no lo abandonó en todo el camino desde Galilea hasta Jerusalén, desde el ministerio hasta la cruz y la tumba, sino que también le proveyó de sus propios medios, dice Mark Goodacre, un profesor del Nuevo Testamento y Orígenes Cristianos en la Universidad de Duke".

Asimismo, hombres como José de Arimatea y Nicodemo, ambos hombres de mucha importancia y riqueza, pueden haber intervenido para ayudar a financiar el ministerio de Jesús.

El cuarto dato. La explicación de por qué Jesús no aceptaba riquezas directamente era porque consideraba el dinero como un impedimento para la salvación. "En el Nuevo Testamento, el dinero se menciona en 37 ocasiones, en tanto que el “oro” es mencionado en 38 citas, la “plata” en 20 y el “cobre” en cuatro. La palabra “moneda” aparece ocho veces, “bolsa” y “denarios” –la moneda romana– se mencionan media docena de ocasiones cada una para un total de 119 referencias de divisas".

Por último, pese a que no poseían bienes, Jesús designó un administrador de los recursos donados. Fue Judas Izcariote quien finalmente lo traicionó y entregó. 

Video Recomendado

Lazy loaded component