Multas impuestas por Sunafil ascienden a S/ 14 millones en el 2018

La República
7 Apr. 2019 | 02:00h

Inspección. La mayoría de ellas se impuso porque las empresas se resisten a la fiscalización. En la primera mitad del año se trabajó en formalizar el sector agroindustrial.

Como parte de su labor de inspectiva a nivel nacional, la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) impuso durante el 2018 multas por un valor de más de S/ 14 millones.Según su superintendente Juan Carlos Requejo, el 30% de las multas impuestas corresponde a que la empresa bloqueó la labor de fiscalización del inspector.

“Anualmente hacemos cerca de 60 mil inspecciones. Cerca del 30% de esas inspecciones son por operativos y el 60% son para atender denuncias. Teniendo en cuenta la labor de la entidad, existen actitudes que no se pueden permitir”, aseveró.

Para la entidad, la labor inspectiva resulta importante en el mundo laboral peruano. A criterio del superintendente, una de las razones de la expansión de la informalidad en el mundo laboral es que las empresas “ante la falta de fiscalización, han estado esperando a que llegue Sunafil para recién formalizarse”.

Otro grupo importante es el de aquellas que “tienen temas de desconocimiento y temor a la formalidad”, donde predominan principalmente las microempresas.

Ante tal realidad, la Superintendencia ha buscado mejorar su modo de actuar durante la labor inspectiva. Uno de sus principales focos de trabajo para la Superintendencia es Gamarra, donde incluso coordinan con los dirigentes para realizar capacitaciones a los comerciantes formales.

“En Gamarra, por ejemplo, hemos empezado a reunirnos con los dirigentes para analizar los problemas que tienen y hacer un programa de formalización propio”, agregó.

Si bien el rubro del comercio es donde se encuentran los mayores índices de informalidad en el país, existen otros donde la Sunafil también tuvo que trabajar.

Requejo advirtió que durante la primera mitad del año se estuvo trabajando con mayor intensidad en la formalización del sector agroindustrial.“Lo que hemos detectado es que, por algunas malas prácticas de gestores de recursos humanos, no registran a sus trabajadores en el momento que debería suceder. Entonces pasa que no se registra a todos los trabajadores”, aseveró el superintendente.

El sector transportes y educación son otros donde existen altos niveles de formalización.

Recientemente, Sunafil realizó labores inspectivas con ayuda de la Intendencia Regional del Callao.

Las primeras acciones se realizaron en el distrito de Ventanilla, donde también participaron miembros de la Fiscalía de Prevención del Delito, la Policía Nacional del Perú, entre otras entidades.

Ante la presencia de inspectores del trabajo y los efectivos de la Policía, los miembros de seguridad de las empresas visitadas se mostraron renuentes a la fiscalización y obstruyeron la labor inspectiva, conducta que vulnera los derechos laborales de los trabajadores.

Por ese motivo, una de las empresas dedicadas al envase de gas propano fue clausurada. Cabe señalar que la manipulación de este producto constituye un alto riesgo para la población aledaña. 

Las cifras

- 60 mil son las inspecciones que realiza anualmente la Sunafil

- 30% de las multas se da por obstruir la labor inspectiva. 

“Sunafil se comunicará con empresas a través de Sunat

- Desde junio, Sunafil comenzará a usar el buzón electrónico de la Sunat tanto para mensajes preventivos como para acciones de fiscalización.

- Según el superintendente, esto permitirá tener una mayor comunicación con las empresas y mantener su labor de prevención.

- Por otro lado, el superintendente Requejo advirtió que los inspectores comenzarán a usar drones como parte de su labor de fiscalización.

- Recientemente, Sunafil cumplió 5 años como entidad encargada de la fiscalización laboral en el país. Hoy se encuentra trabajando en el marco de una ley para su fortalecimiento, lo que le permitirá contar con mayores recursos para agregar inspectores y equipos para trabajo.