Cepal: Perú podría recaudar más de US$ 35 millones al año si aplica impuestos a Apps

Anie Torres
22 Mar 2019 | 6:45 h

Así lo estima el último informe fiscal del organismo multilateral, en el que estudia los desafíos tributarios en la economía digital. El análisis incluye sólo a los aplicativos Uber, Netflix, Spotify y Apple.

El último informe fiscal de la Comisión de Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) reveló que Perú podría recaudar más de 35 millones de dólares al año si reformara sus medidas tributarias para hacer frente a los desafíos de la economía digital, entre ellos, el pago de impuestos a los aplicativos móviles

Según el informe denominado "Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2019", Perú destaca como uno de los cinco países de la región que cuenta con iniciativas en materia tributaria para algunos de los servicios digitales. Asimismo, nuestro país figura como el segundo en haber introducido modificaciones legales relacionadas con el impuesto a la renta de los servicios digitales. El primero fue Uruguay.

PUEDES VER Osiptel confirma multa de más de S/1 millón a Bitel

Pese a esos avances, Cepal precisa que las medidas adoptadas en el 2013 en nuestro país, son limitadas, pues solo se aplica a operaciones entre empresas, pero no alcanza a aquellas que se realizan entre empresas no residentes y consumidor final. "Es decir, si un domiciliado peruano descarga un libro electrónico, la operación no se grava, pues el usuario no es una empresa, por lo que para fines del impuesto a la renta el servicio no se estaría usando o consumiendo en el país. Ahora bien, si el comprador es una empresa, tampoco tendría obligación de retener el impuesto, pues la norma grava los servicios digitales, pero no grava los bienes digitales", explica el documento.

Pero otro aspecto que no atiende las modificaciones - según Cepal -, es que no se estaría atendiendo el problema de la presencia económica significativa sin presencia física, o el problema de cómo reconocer el aporte de los usuarios a la creación de valor. "Simplemente aplica una tasa sobre los ingresos brutos, cualquiera sea el nivel de presencia del proveedor extranjero en la economía peruana y con independencia de si los usuarios aportaron en la creación de valor", señala.

Para el organismos multilateral, "no hacerse cargo de los desafíos tributarios de la digitalización de la economía implica renunciar a una cantidad importante de recursos fiscales, renuncia que será cada vez mayor en la medida en que los nuevos modelos de negocio de la economía digital se vayan consolidando", apunta.

Siguiendo las recomendaciones de la OCDE, el Cepal elaboró un cuadro donde revela las potenciales recaudaciones por la aplicación del IGV y un impuesto sobre los servicios digitales del 3%, en el considera sólo a cuatro de las más importantes empresas digitales: Uber, Netflix, Spotify y Apple. 

cepal

 

Menos evasión

El informe será presentado oficialmente el próximo 25 de marzo, sin embargo, en un comunicado, la Cepal afirmó que aumentar los ingresos públicos es clave para fortalecer la capacidad de acción de la política fiscal y apoyar en la movilización de recursos para financiar la Agenda 2030.

En ese sentido, agregó que más que nunca "es necesario abordar el alto nivel de incumplimiento tributario y los flujos financieros ilícitos en la región. Según la última estimación de la Cepal, el costo regional de la evasión y elusión fiscal alcanzó un 6,3% del PBI en 2017, lo que equivale a 335 mil millones de dólares. En tanto, los flujos ilícitos producto de la manipulación del comercio internacional de bienes llegaron a los 85 mil millones de dólares en 2016, es decir, el 1,5% del PBI regional.

El informe analiza que pese a la mejora en la posición fiscal registrada en América Latina, la deuda pública bruta está al alza y alcanzó un 42,3% del PBI en 2018, frente al 39,4% del PIB registrado en 2017, agrega el documento. En cambio, en el Caribe el nivel de la deuda publica bruta ha bajado, aunque se mantiene elevado, pasando del 74,3% del PBI en 2017 al 72,4% del PBI en 2018.

Por otra parte, y en consonancia con los esfuerzos dirigidos a consolidación fiscal, el aporte del gasto público al crecimiento se ha contraído. Destaca la reducción en los gastos de capital en América Latina, que bajaron del 3,6% del PBI en 2017 al 3,2% del PBI en 2018, su nivel más bajo desde 2007. Se registró también una reducción en el gasto corriente primario en América del Sur, lo que podría poner presión sobre el gasto social, indica el reporte.

En cuanto a los ingresos públicos, el informe advierte que aunque para el conjunto de América Latina se mantuvieron en su nivel del año anterior (18,1% del PBI), esta estabilidad ocultó tendencias opuestas dentro de la región: están reduciéndose en el grupo de países compuesto por Centroamérica y México, mientras que en América del Sur están ganando mayor dinamismo. En el Caribe, en tanto, un incremento en la recaudación tributaria y en ingresos por otros conceptos -incluyendo de programas de ciudadanía por inversión- impulsó la evolución de los ingresos totales, que alcanzaron un 27,6% del PIB en 2018 frente al 26,3% anotado en 2017.

Video Recomendado

Lazy loaded component
Lazy loaded component