Las Bambas: conflicto social persiste

La República
h

El fundo Yavi Yavi fue declarado en Estado de Emergencia desde que comenzaron las protestas.

Sigue el conflicto. Los pobladores de la comunidad campesina apurimeña de Fuerabamba que se encuentran en el Cusco, mantienen restringido el acceso a los vehículos encapsulados de la minera MMG Limited, propietaria de Las Bambas, por el corredor minero del sur. El cierre de la carretera que no permite el acceso al fundo Yavi Yavi en el distrito de colquemarca, se debe a que los pobladores no han recibido respuesta a sus peticiones.

El pago de compensación que debería realizar el Ministerio de Transportes y Comunicaciones y MMG Limited junto a la empresa minera por el supuesto uso de tierras de la comunidad para que se construya la carretera y minera, es el motivo del conflicto que mantiene a los comuneros en vilo por más de un mes.

PUEDES VER INEI: Más de 25 mil personas dejaron de tener empleo adecuado

El pago que corresponde por metro cuadrado equivale a 80 dólares, lo que haría un total de 30 millones 400 mil dólares de compensación por el tránsito por sus tierras, a lo que la empresa solo habría aceptado desembolsar solo 1 millón 900 mil soles.

Cabe recordar que el fundo Yavi Yavi, se declaró en Estado de Emergencia desde que comenzaron las protestas.

PUEDES VER Construcción de Mall Aventura asegura inversión y oportunidad laboral

El Observatorio de Conflictos Mineros en el Perú mencionó que, a pesar de los intentos que hacía la policía por habilitar la vía, el objetivo no se logró, incluso se mantuvo un diálogo entre ambas partes, pero no lograron llegar a un acuerdo.

El martes 18 de marzo se tiene agendada una reunión donde estarán presentes el Gobierno Regional del Cusco, representantes de MMG, la comunidad Fuerabamba y la PCM, de no llegar a un acuerdo, el corredor minero del sur se mantendrá restringido y los enfrentamientos con la policía volverían a ocurrir.

Sobre este acontecimiento, el presidente de la CONFIEP, Roque Benavides se pronunció al respecto, pidiendo “más firmeza” al gobierno y a la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), además ha denunciado que hay “un sabotaje” para concretarse el diálogo por parte de los “asesores” de las comunidades.