Diez empresas quiebran porque no les cancelan servicios brindados a PMRT

La Republica
Eduardo Gomez

En Talara. Cámara de Comercio denuncia que empresarios deben S/16 millones a otras 50.

Integrantes de la Cámara de Comercio e Industria de Talara informaron que diez empresas afiliadas a la institución han quebrado tras realizar servicios que no fueron pagados por empresas que en su momento ejecutaron trabajos en el Proyecto de Modernización de la Refinería de Talara (PMRT), mientras que otras 50 hace más de un año continúan a la espera del pago de más de 16 millones de soles.

El consejo directivo de la Cámara de Comercio e Industria, presidida por Ítalo Pelayes e integrada por los empresarios Sixto Espinoza y Oscar Hoo, informó que 10 empresas de la provincia han quebrado o han roto su relación comercial debido a que las compañías a quienes les brindaron servicios para la ejecución de trabajos en el PMRT no les pagaron, manteniendo deudas en la SUNAT, a sus obreros, AFP, seguros de vida y prestaciones de salud, mientras que otras 50 empresas están en riesgo a llegar a lo mismo, continuando hace más de un año en la espera de que se les pague una deuda por trabajos adicionales ascendente a más de 16 millones de soles.

PUEDES VER Costo del proyecto de modernización de Refinería Talara no ha sido cambiado

Señalaron haber dirigido numerosas cartas a las autoridades locales, del Ministerio de Trabajo, de Energía y Minas, altos funcionarios de Petroperú y Técnicas Reunidas, a fin de poder dialogar y buscar una solución a la problemática laboral que ha generado la aparente paralización desde hace cinco meses en los trabajos del PMRT, sobre todo en la construcción de las cinco plantas auxiliares.

“Es por ello que las empresas no vienen cumpliendo con los compromisos asumidos con sus contratistas y proveedores, perjudicando a más de 5,000 trabajadores entre locales y foráneos”, precisaron.

Comentaron que existen otras empresas que prefirieron entablar una demanda y acciones de conciliación con sus deudoras, quienes les han planteado cancelar solo el 70% de la deuda por trabajos adicionales demostrados, siendo perjudicados en un 30% más el 18% por el pago de concepto del IGV.