Existirían hasta 12 conectores de desagüe en Lima a punto de colapsar por antiguedad

La República
2019 M01 29 | 08:28 h

Así lo advirtió Capeco. El gremio señaló que se debe sincerar las tarifas de agua porque actualmente no cubren los costos de mantenimiento al sistema de agua y alcantarillado.

 

La Cámara Peruana de la Construcción (Capeco) advirtió hoy que existirían en Lima hasta 12 puntos de conexión de desague que estarían a punto de colapsar por falta de mantenimiento, y que podrían originar un episodio similar al aniego que inundó varias calles de San Juan de Lurigancho

"Si la infraestructura de agua y saneamiento no recibe un adecuado mantenimiento y no se renueva en el tiempo, por supuesto que lo que ocurrió en San Juan de Lurigancho podría repetirse", señaló Guido Valdivia, director ejecutivo de Capeco.

PUEDES VER Comas tendrá su propio centro comercial en el 2020

Las zonas donde estarían ubicadas estas instalaciones antiguas serían Surco, Lurín, San Bartolo, Callao (4 puntos), San Miguel y Chorrillos, entre otros.

La falta de mantenimiento, agregó, se debería a que actualmente los ingresos por tarifas de agua no cubren ni la recuperación de la inversión en sistemas de agua, ni las gestiones de mantenimiento. "Sólo representan el 30% de dichos costos", acotó.

Soluciones

En ese sentido, el gremio planteó tres posibles soluciones para el mantenimiento de las tuberías. Entre ellos, el "sinceramiento" de las tarifas de agua. 

"Los actores públicos y privados deben pagar una tarifa que haga sostenible las inversiones, pero falta establecer esas nuevas tarifas. Asimismo, subsidiar a las familias que no podrán cubrir el costo. Si no empezamos a operar una conciencia en las personas sobre el costo del agua traerá problemas más graves", dijo.

Asimismo, indicó que se debe crear un fondo con el 5% del presupuesto que tiene el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento para destinarlo a los proyectos que tengan componente de vivienda social "porque cuesta entre 3 y 9 veces menos darle el agua a un proyecto de este tipo que dárselo a viviendas informales", aseguró.

Por último, señaló que otra solución es tener redes de respaldo, es decir, "contar con otras cuencas para así traer agua de otros lados cuando aquí estemos en temporada baja o colapse por un sismo", añadió.