Economía

Banco Mundial mantiene proyección de crecimiento económico para Perú

La Republica
Anie Torres

Para el 2019. Mientras que las estimaciones del crecimiento de la economía mundial se redujeron a 2,9% este año, a consecuencia del debilitamiento del comercio y la inversión

 

El Banco Mundial mantuvo su proyección de crecimiento económico para Perú en 3,8% para este 2019, en medio de estimaciones a la baja para la economía mundial, la cual se redujo de 3% (en octubre) a 2,9% en su último informe Global Economic Prospects (Perspectivas económicas mundiales) de enero.

¿Los motivos? El debilitamiento del comercio y la inversión. El organismo ha previsto que "el comercio internacional y la actividad manufacturera se han atenuado, las tensiones comerciales siguen siendo altas y los mercados financieros de algunos de los grandes mercados emergentes han experimentado considerables presiones".

PUEDES VER ¿Cómo identificar una moneda falsa en dos pasos?

Y anticipa que el crecimiento de las economías avanzadas caerá al 2% este año, mientras prevé la disminución de la demanda externa, el aumento del costo del endeudamiento y la persistente incertidumbre en materia de políticas influirán en las perspectivas de las economías de mercados emergentes y en desarrollo. Cabe esperar que en 2019 el crecimiento de este grupo de países se mantenga estable en un 4,2 % (una tasa más baja de lo que se había previsto).

Asimismo, para los países exportadores de productos básicos, la recuperación económica se ha estancado, en tanto que la actividad de los países importadores de dichos productos se está desacelerando.

El Banco Mundial ha señalado que en 2019, el crecimiento per cápita no será suficiente para acortar la brecha de ingresos con las economías avanzadas en aproximadamente el 35% de las economías de mercados emergentes y en desarrollo, porcentaje que aumentará al 60 % en el caso de los países afectados por la fragilidad, los conflictos y la violencia.

América Latina y el Caribe

Según las proyecciones, la región de América Latina y el Caribe crecerá a un ritmo del 1,7 % este año, respaldado principalmente por un repunte del consumo privado. Se prevé que Brasil se expanda un 2,2 %, suponiendo que se introduzcan rápidamente las reformas fiscales, y que la recuperación del consumo y la inversión supere los recortes del gasto público. En México, se prevé que la incertidumbre en materia de políticas y la perspectiva de una inversión aún escasa mantengan el crecimiento en una tasa moderada del 2%, a pesar de la menor incertidumbre relativa al comercio tras el anuncio del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá. Se pronostica que Argentina se contraerá un 1,7 % a medida que la profunda consolidación de la situación fiscal produzca una pérdida de empleos y una reducción del consumo y la inversión.

Panorama incierto

Asimismo, adelantó que varios acontecimientos podrían frenar aún más la actividad económica: el aumento de los costos del endeudamiento podría deprimir los flujos de capitales y provocar una ralentización del crecimiento en muchas economías de mercados emergentes y en desarrollo. El incremento de la deuda pública y la deuda privada en el pasado podría acrecentar la vulnerabilidad a los cambios de las condiciones de financiamiento y de la actitud del mercado. La intensificación de las tensiones comerciales podría resultar en un menor crecimiento mundial y perturbar las cadenas de valor interconectadas a nivel mundial.