Alan García: ¿Cómo fue la hiperinflación de Perú en su gobierno? [FOTOS]

Carmen Merino
h

La hiperinflación de Perú durante el gobierno de Alan García es considerada como una de las peores de América Latina. Recuerda cómo fue en la siguiente nota. 

La peor inflación en la historia reciente de América Latina, después de la que se vive actualmente en Venezuela, se registró en Perú en 1990 con un alza de los precios de más de 50% durante, al menos 30 días seguidos. Durante el gobierno de Alan García, la inflación acumulada llegó a 2.178,49% cifra que parece increíble comparada con el 3,23% de inflación que se registró en el 2016 o con e 1,01 con el que se cerró el primer trimestre de este año según el Instituto Nacional de Estadística e Informática.

Desabastecimiento y largas colas para conseguir los productos básicos son gran parte de los recuerdos de los peruanos que tienen más de 35 años. Además, el inti, moneda que circulaba efímeramente entre 1985 y 1991, fue reemplazada por el nuevo sol que equivalía a un millón de intis.

PUEDES VER INEI: Inflación de julio es la segunda más alta del año

La BBC explica uno de los objetivos que se planteó García al tomar posesión del cargo en julio de 1985, fue el control de la inflación y la reactivación del aparato productivo. Es así como tomó la decisión de aumentar los precios de los combustibles y de algunos productos de primera necesidad.

El aumento de precios lo compensó el Gobierno con subsidios estatales, para paliar el impacto de los incrementos. La gasolina había subido en 30%, la electricidad en 12% y los alimentos como la leche, el maíz y el arroz en porcentajes similares. Pero pronto el desequilibrio comercial dio origen a una disminución de las reservas, por lo que al estado le empezó a faltar dinero para los subsidios.

Por ello, empezaron a imprimir más dinero, a ampliar los subsidios y, por ende, aumentar la demanda, lo que dio origen a un aumento de la inflación. Al mismo tiempo, el gobierno ordenó un aumento de salarios, lo que ayudó a incrementar la demanda. Además, la nacionalización de la banca en 1988, y el éxodo de los inversionistas extranjeros añadieron más leña al fuego.