Los aspectos de la política económica de Pinochet que Brasil quiere imitar

El futuro encargado de la economía brasilera declaró su admiración por las políticas económicas de Pinochet, quien instauró un régimen militar tras un golpe de estado en 1973. 

El futuro encargado de la economía brasilera declaró su admiración por las políticas económicas de Pinochet, quien instauró un régimen militar tras un golpe de estado en 1973. 

Jair Bolsonaro, presidente electo de Brasil que ocupará el cargo desde el 1 de enero del próximo año, convirtió a Paulo Guedes en un “superministro” al asignarle el mando de las carteras de Hacienda, Industria y Comercio, Planificación y la secretaría encargada de Asociaciones e Inversiones del Estado.

Poco después del triunfo electoral de Bolsonaro, Guedes declaró su admiración por las políticas económicas de Pinochet, quien instauró un régimen militar tras un golpe de estado en 1973.

“Los economistas de Chile, de (la Universidad de) Chicago, la universidad donde yo fui, hicieron 30 años antes que Brasil un Banco Central independiente, un cambio fluctuante, la responsabilidad fiscal, la privatización de estatales, un sistema previsional de capitalización y por eso Chile se convirtió en el país con la mayor renta per cápita de América Latina. Ahora nosotros lo haremos en Brasil, todo en democracia”, aseguró.

El economista prometió dejar el déficit fiscal “en cero” con una receta basada en principios como la apertura económica, la reducción del Estado, la baja de impuestos y las privatizaciones.

El equipo económico de Pinochet, cuyos integrantes eran conocidos como los "Chicago boys" llevaron a cabo su plan de shock económico que incluyó medidas como congelar los salarios, establecer un tipo de cambio fijo o recortar drásticamente el gasto público.

“La idea de un shock liberal que está detrás de la estrategia de Guedes es el único camino viable”, comenta Carlos Langoni, exgobernador del Banco Central quien también fue parte del grupo Chicago Boys, sin embargo asegura que en Brasil el desafío es mucho mayor por el tamaño de la economía.

Langoni cree que Brasil necesita urgentes reformas estructurales para cambiar profundamente la seguridad social, los impuestos, las empresas públicas y abrir la economía del país al resto del mundo.

Sin embargo, existen teorías que afirman que el milagro económico chileno de Pinochet es un mito. Ricardo Ffrench-Davis, acedémico de la Universidad de Chile dice que para evaluar las políticas de shock aplicadas en los 80 basta con mirar sus resultados.

“La dictadura creó desigualdad, con Pinochet el crecimiento económico cayó 15% en 1982, en medio de la crisis de la deuda, y el desempleo se disparó a 31% en 1983”, explica.

Actualmente, en Brasil, existe bastante incertidumbre sobre cómo será el plan económico del próximo gobierno debido a discrepancias entre el exmilitar ultraderechista y el superministro, por lo que muchos analistas se preguntan si el gurú económico sobrevivirá en el campo de batalla política. 

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO