Continúa la escasez de marihuana en Canadá tras legalizar su consumo

La Republica
Anie Torres

El pasado 17 de octubre, Canadá se convirtió en el segundo país del mundo en legalizar el cannabis para su consumo recreativo. 

A penas dos días después de que el gobierno de Canadá aprobara la legalización del consumo de la marihuana recreativa, el suministro se terminó. Las imágenes de cientos de personas haciendo colas para adquirir la hierba circularon por todas las redes. Y el problema de la escasez tiene varios factores.

Según recoge el diario El País, la mayoría de empresas que recibieron una licencia del gobierno para cultiva marihuana recreativa ya producían la hierba pero la uso medicinal. Sin embargo, sólo el 10% de los canadienses la consumen para esos fines. Pero los ciclos del cultivo no pueden acelerarse.

PUEDES VER Halloween: Así están los precios de los disfraces en el Mercado Central

Para el consejero delegado de la compañía Aphria, la escasez de varios productos duraría "cierto tiempo", dado que la ley estipula que sólo se puede vender la hierba cultivada en Canadá y por firmas autorizadas. “Tenemos la obligación de tratar únicamente con empresas que hayan obtenido el visto bueno del Ministerio de Salud de Canadá y de los organismos financieros”, afirma Mathieu Gaudreault, portavoz de la SQDC.

De hecho, algunas compañías productoras y sociedades de venta han reconocido que la demanda del cannabis inicial sobrepasó sus cálculos, pero aseguran que la situación estará bajo control con el paso del tiempo. “El éxito fue mayor del que anticipamos. No es algo que podamos cambiar de la noche a la mañana, pero confío en que en un futuro no muy lejano las cosas se normalicen”, dijo a la cadena CBC Kaleigh Miller, portavoz de la Comisión de juegos, licores y cannabis de Alberta.

Mientras tanto, el Gobierno federal espera que los problemas con el suministro se resuelvan gradualmente. Al respeto, Bill Blair, ministro de seguridad fronteriza y reducción del crimen organizado de Canadá, declaró a CBC que confía en el sistema actual de producción por sus infraestructuras y proyectos.

Muchas de las firmas que cultivan la hierba recibieron una considerable inyección de capital en los últimos meses. De cualquier modo, el ministerio de salud de Canadá estudia decenas de solicitudes para otorgar nuevos permisos de cultivo. El tiempo avanza y los consumidores pueden impacientarse. Además, las arcas gubernamentales corren el riesgo de dejar escapar cientos de millones de dólares en impuestos. Asimismo, las dificultades en el suministro son una buena noticia para los grupos criminales, asunto ya constatado por los uruguayos.

Christopher, un empleado de una firma informática muestra la marihuana que adquirió en el primer día de legalizado su consumo. “Me parece que hay que ser pacientes. La legalización lleva apenas unos días, así que es normal que existan estos problemas de suministro”, comenta. Christopher consiguió la hierba durante 10 años a través de una persona de su barrio, pero dice que ya no será así. “Prefiero comprarla en tiendas legales para que las ganancias se inviertan en servicios”, añade.