EN VIVO - Viruela del mono: últimas noticias sobre los casos que se reportan en el mundo

Centrum: Junín muestra un nivel ‘extremo bajo’ de competitividad

La Republica

Realidad. La región Junín apenas alcanza 29,57 puntos, muy lejos de los 71,65 que obtiene la capital Lima y que se sitúa como la más competitiva del país. En Economía, empresas, gobierno, infraestructura y personas nos mantenemos en niveles muy bajos.

Junín es 2.42 veces menos competitivo que Lima y se encuentra en el grupo de 17 regiones cuya competitividad es considerada como ‘extremo bajo’, de acuerdo con los resultados del Índice de Competitividad Regional 2018 de Centrum Católica.

En la evaluación de indicadores que esta institución realiza, la región apenas logra 29.57 puntos, bastante lejos de los 71.65 que obtiene Lima y que la ubica como la más competitiva del país. Aun así, la capital de la República no alcanza una competitividad ‘alta’ ni ‘muy alta’ y se queda en el nivel ‘medio alto’.

PUEDES VER Competitividad: 25 regiones del Perú presentan niveles bajos

La evaluación de Centrum Católica se basa en 72 indicadores que miden la economía, las empresas, el Gobierno, la infraestructura y las personas, en las 26 regiones.

La segunda región más competitiva, después de Lima, es Moquegua, que alcanza 46.77 puntos. Junín ocupa el puesto 14 del ránking de competitividad. En el 2016 y el 2014 se ubicó en el puesto 13. Es decir, nos mantenemos en niveles muy bajos.

Entre las cinco regiones menos competitivas se encuentras otras del centro: Huánuco, Ayacucho y Huancavelica, que comparten los últimos lugares con  Cajamarca y Amazonas.

Lo factores de la baja competitividad

INDICE regional de competitividad

Al medir los indicadores del pilar Economía, Junín solo alcanza 15.38 puntos, es decir, este departamento tiene poca capacidad para lograr un crecimiento sostenido, tiene bajos niveles de integración con el mundo a través de exportaciones, presenta una muy baja diversificación productiva y, en consecuencia, la capacidad para generar empleo es también baja.

En la medición del 2014, Junín representó la sexta economía regional del país. Ahora, ha caído al puesto 15: perdió 9 posiciones. El crecimiento del PBI regional cayó en 1.2% en 2016 y en el 2017 se recuperó y creció 4%.

PUEDES VER Ministro Mostajo asegura que continúan trabajando ante crisis cafetalera

El Índice de Competitividad Regional también mide la productividad laboral, el ambiente de negocios, las habilidades gerenciales de las empresas, la innovación y la generación de empleo.

En este pilar (empresas), Junín se ubica en el puesto 18 de 26 regiones, con 41.36 puntos, lo cual significa una competitividad ‘muy baja’

El tercer pilar de la competitividad regional (Gobierno) mide los recursos con que cuenta una región, la autonomía fiscal, calidad del gasto, sistema de seguridad y nivel de justicia.

En este punto, la región Junín obtiene 35.6 puntos y se ubica en el puesto 17, en el nivel bajo de competitividad.

Pasco, la región minera del centro, es la menos competitiva en este pilar, explicado por la baja ejecución presupuestal de proyectos y los casos de corrupción, “lo cual evidencia la falta de sostenibilidad a largo plazo” de las políticas implementadas por el gobierno regional.

Un cuarto aspecto de la competitividad regional es la infraestructura regional. Aquí, Junín sale con nota baja: obtiene 16.77 puntos que lo colocan en el puesto 13 del ranking, en una competitividad ‘extremadamente baja’.

Una medición de la calidad de las redes viales departamentales y vecinales de la Mesa de Concertación para la Lucha Contra la Pobreza en la región, arrojó en el 2017 que más del 90% de estas carreteras no están asfaltadas.

PUEDES VER Exportaciones peruanas no llegarían a los US$ 50 mil millones [INFOGRAFIA]

“El panorama de las regiones con respecto al pilar de Infraestructura es preocupante por el escaso y la ineficiente provisión de bienes y servicios públicos que cuenta la población, con los cuales no se puede promover el desarrollo de la competitividad”, advierte Centrum Católica en su informe.

Este pilar toma en cuenta la generación de energía, la red vial, el transporte, el turismo y la red de comunicaciones.

Las personas

Aquí, el índice mide la educación básica escolar y la superior, la formación laboral, los logros educativos y el acceso a los servicios de salud. Junín mejora un poco en este aspecto: sube al puesto 12, con 38.69 puntos, pero no sale de la escala ‘baja’ de competitividad.

De acuerdo con la Ece 2016, en Junín, el 47,8% de estudiantes de segundo grado de primaria alcanza un nivel satisfactorio. Un retroceso frente al 2015, cuando fue del 51,7%

En Matemática, el 40,3% de los estudiantes se ubicó en el nivel satisfactorio. Un avance educativo frente al 2015, cuando fue de 32,2%.