¿Qué necesitas para comprar una vivienda?

Ayatola Nunez
18 M10 2018 | 03:40h

Adquirir un inmueble no es fácil, pero tampoco imposible. Con estas recomendaciones podrás conseguir un crédito hipotecario.

Tener una vivienda es el sueño de muchos. Conseguirlo no es fácil, pero tampoco imposible. Uno de los pasos que necesitas para comprarla es demostrar que estás solvente y puedes pagarla. Para ello es necesario buscar la ayuda de una entidad financiera, supervisada por la SBS, para solicitarle que te brinde un crédito hipotecario.

A continuación, una serie de recomendaciones que seguro te ayudarán:

PUEDES VER Estas son las razones por las que un banco podría negarte un crédito

1. El crédito hipotecario es ofrecido para compra de casa, departamento, casa de playa, casa de campo, terreno, bien terminado, bien futuro, ampliaciones, remodelaciones y construcción.
2. Es un préstamo de largo plazo. Se va a asumir la obligación de pagarlo mensualmente en un rango entre 10 y 20 años.
3. Según lo que se pacte en el contrato, se cobrará una tasa de intereses mensual.
4. La vivienda que se adquiere se hipoteca como una garantía para el cumplimiento de los pagos.
5. Si no se cumple con los pagos mensuales, la entidad financiera embarga la casa. Por eso es importante asumir la deuda y tener con qué asumirla.
6. El pago puede ser en moneda nacional o extranjera.

PUEDES VER Estas son las tasas que brindan los bancos por las tarjetas

7. El monto mínimo para financiar son 15.000 soles o su equivalente en moneda extranjera.
8. Financian hasta 90% del precio del inmueble, es decir como cuota inicial mínima debe tener el 10% del inmueble.
9. Las entidades financieras dan hasta 6 meses de periodo de gracia, lo que significa que durante 6 meses no tienes que pagar la cuota por el crédito hipotecario.
10. El plazo máximo para este tipo de créditos es de 30 años.

REQUISITOS.

Las entidades financieras solicitan que la persona tenga más de un año en su centro de labores y que como mínimo tenga un salario de 1.500 soles neto.

La cuota inicial debe ser mínimo del 10% del precio del inmueble. Siempre tratando que la cuota inicial sea la mayor posible, eso va a significar que el monto del crédito, y el monto que tenga que pagar por intereses, sea menor.

Tome en cuenta otros gastos como la alcabala, los impuestos prediales, los arbitrios, entre otros.