Cerditos pagan los platos rotos de la guerra comercial

El país azteca recurrió a los aranceles para hacer frente a los impuestos que generaron las potencias mundiales.

El país azteca recurrió a los aranceles para hacer frente a los impuestos que generaron las potencias mundiales.

La Guerra Comercial entre China y Estados Unidos tocó a los cerdos, los cerditos mexicanos. Las piernas ese suculento alimento tuvieron una baja de 8% durante el primer mes que ese país impuso aranceles a algunos productos agrícolas provenientes de la tierra de Donald Trump.

Se sintió inmediatamente” el impacto de la medida hecha por el gobierno mexicano para colocar un impuesto de 20% a las piernas, paletas y demás carne de cerdo del vecino país del norte, señaló el coordinador general de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Francisco Gurría Treviño.

La contrapropuesta mexicana fue hecha a finales de mayo y como respuesta a los aranceles del 25% a las importaciones de acero y 10% de aluminio durante el proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), reseña Forbes México.

No obstante, Gurría Treviño aseguró que la colocación de aranceles condujo a productores nacionales a incrementar su inversión en infraestructura, hacer más grandes las granjas y acelerar los procesos de matanza para ampliar la capacidad de producción.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO