Innovador estudio revela quienes quedarán desempleados gracias a los robots

El FMI hizo una evaluación y determinó que aproximadamente 26 millones de personas perderían sus trabajos.

El FMI hizo una evaluación y determinó que aproximadamente 26 millones de personas perderían sus trabajos.

Las nuevas tecnologías ya llegaron y están empezando a suplantar a las personas. Desde la mecánica hasta la medicina, los robots ya están programados con las funciones necesarias para prescindir de la presencia de un humano. Esto ha iniciado un debate sobre quienes serán más afectados; pero hay pocos datos confiables.

Sin embargo, un reciente estudio que aborda la perspectiva de género realizado por por el Fondo Monetario Internacional (FMI), arroja un resultado interesante: la mecanización afecta proporcionalmente más a las mujeres que a los hombres. Y, por lo tanto, los trabajos de ellas peligran más que los de ellos.

La investigación también explica que las mujeres suelen tener ocupaciones más rutinarias, con independencia del sector y el trabajo. Y son precisamente estas tareas las más amenazadas por las nuevas tecnologías. La jefa del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, pidió a los gobiernos actuar en consecuencia: “Los Gobiernos deben asumir una mayor responsabilidad por el coste humano de las tensiones, ya sean las derivadas de la tecnología, del comercio o de la reforma económica”, dijo la funcionaria.

Según el texto que firman seis economistas del FMI, todas ellas mujeres, estiman que en 30 países —los 28 de la OCDE más Chipre y Singapur— hay unos 26 millones de mujeres cuyos trabajos estarán amenazados por la tecnología durante las dos próximas décadas (son aquellos que se considera que tienen una probabilidad mayor del 70% de ser automatizados). Extrapolando estos datos, las autoras llegan a la conclusión de que en todo el mundo serán 180 millones.

¿Y cuánto más expuestas están ellas a las inclemencias de las nuevas tecnologías respecto a los hombres? Las cuatro investigadoras estiman que el 11% de las trabajadoras corren el riesgo de perder su trabajo por las máquinas, mientras que en el caso de ellos es el 9%.

Asimismo las seis investigadoras recuerdan que las mujeres están infrarrepresentadas en la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, “sectores en los que el cambio tecnológico puede ser complementario con las habilidades humanas” y, por lo tanto, van a ser cada vez más demandados en el mercado.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO