Toma nota: Cinco consejos tributarios para no tener problemas con la Sunat

La Sunat ha enviado notificaciones a las empresas para indicarles que consiguieron inconsistencias en los cálculos de sus impuestos.

La Sunat ha enviado notificaciones a las empresas para indicarles que consiguieron inconsistencias en los cálculos de sus impuestos.

En las últimas semanas la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat) ha estado enviado diversas notificaciones a las empresas con la finalidad de informarles sobre las inconsistencias detectadas en los cálculos de sus impuestos.

Esta situación ha puesto en jaque a los involucrados, debido a que muchos no están en condiciones de sustentar las inconsistencias detectadas. “Las empresas se ven en la obligación de realizar ajustes, modificaciones y rectificaciones en sus declaraciones tributarias, y a hacer desembolsos por impuestos pendientes, multas e intereses”, comentó Renzo Medina, consultor principal de MC Asesores de Negocios, empresa especializada en consultoría tributaria.

¿Qué aspectos fundamentales deben considerar las empresas para no tener problemas con la Sunat?, preste atención porque aquí se lo explicamos:

Atención: Muchas veces, nos parecen más importantes los temas comerciales o de venta de bienes y servicios de nuestra empresa. Sin embargo, el cumplimiento tributario requiere de una atención importante. Los gerentes deben mantenerse en contacto siempre con su área contable y de cumplimiento tributario e involucrarse en la problemática de estos departamentos.

Declaraciones tributarias: La empresa debe presentar sus declaraciones tributaria de manera oportuna; caso contrario, le serán aplicables multas e intereses. Esto implica una labor de monitoreo constante, en lo que al cumplimiento tributario se refiere.

Comprobantes de pago ordenados y libros contables actualizados: Esto implica el archivamiento, de manera mensual, de documentos emitidos por la empresa y sus proveedores. Debemos recordar que estos documentos sirven para sustentar la tributación de la empresa. Hay que imprimir y empastar los libros contables. No olvidar que la información tributaria debe mantenerse por 5 años.

No compre facturas: La adquisición de este tipo de documentos constituye, no sólo una práctica ilícita, sino que genera situaciones contingentes en la empresa. El ocultamiento de ingresos es también una práctica ilegal. La buena gestión tributaria puede lograrse vía estrategias legales de Planeamiento Tributario y/o Economías de Opción.

Asesórese: El cálculo de los impuestos a los que están afectos las empresas puede complicarse sustancialmente, dependiendo del tipo de negocio. Es preciso contar con el asesoramiento debido para identificar cualquier situación de riesgo, no sólo en el cálculo específico de impuestos, sino también en las prácticas contables dentro de su empresa.

“Recuerde que la Sunat es una suerte de socio oculto de todas las empresas. Es más, en la teoría, tiene la potestad de hacerse del 29,5% de las utilidades de todo negocio y como tal está plenamente facultado a fiscalizar los niveles de cumplimiento tributario de las empresas”, recalcó el consultor.

 

Te puede interesar