¿Se termina la crisis en Venezuela con la eliminación del control de cambio?

El diputado del Parlamento de Venezuela, Rafael Guzmán advirtió, que mientras no exista seguridad jurídica y confianza en la economía, no volverá la inversión extranjera.

El diputado del Parlamento de Venezuela, Rafael Guzmán advirtió, que mientras no exista seguridad jurídica y confianza en la economía, no volverá la inversión extranjera.

El control de cambio impuesto en Venezuela por el entonces presidente Hugo Chávez en el 2003, luego de la paralización de la industria petrolera, que buscaba presionar su salida, llegó ayer a su fin.  

La cuestionada Asamblea Nacional Constituyente (ANC) chavista, que no es reconocida por gobiernos democráticos del mundo, derogó la Ley de Ilícitos Cambiarios que obligaba al Banco Central de Venezuela a prohibir las transacciones en monedas como el dólar.

La medida, aunque parece ser la solución para resolver la crisis, expertos en economía y diputados del Parlamento venezolano, dudan que pueda atacar temas como la inflación.

El economista José Guerra, y presidente de la comisión de Finanzas del Poder Legislativo, alertó que las restricciones no fueron totalmente levantadas. “No se confundan. Sigue el control de cambio; la diferencia es que habrá aparentemente un mercado oficial con una tasa de cambio preferencial sólo para el gobierno y una tasa de cambio costosa para el ciudadano”, dijo a medios venezolanos.  

Por su parte, el también diputado Rafael Guzmán, en una sesión del Parlamento posterior al debate de la ANC, advirtió que esta iniciativa podría resultar en otro caso de corrupción.

“El gobierno lanza medidas aisladas de forma irresponsable y cree que va poder resolver la crisis, pero se equivoca. Los grandes capitales no van a volver porque se necesita confianza, seguridad jurídica, devolverle la autonomía al Banco Central”.

En este sentido, el presidente de la prestigiosa encuestadora Datanálisis, Luis Vicente León, señaló que la decisión de la ANC oficialista favorecería al mercado negro.

“El decreto no plantea un mercado abierto, libre, como sería adecuado para una crisis como ésta, si no un mercado oficial opaco y una flexibilización de operaciones con divisas de los privados en un mercado alternativo”, explica en su cuenta de twitter.

Para efectos legales, la derogatoria hecha por la ANC es nula porque la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela determina que el único poder facultado para derogar una ley lo tiene el Parlamento.

 

 

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO