Solo 24% de puestos de alta dirección y primer nivel están ocupado por mujeres

Aún queda mucho por recorrer aunque se tomaron acciones concretas en la búsqueda de oportunidades equitativas para mujeres y hombres, señaló  Andrea De la Piedra, cofundadora y gerenta general de Aequales Perú, consultora especializada en equidad de género. 

7 Mar 2018 | 15:06 h

Durante el 2017 se comprobó que, en 141 organizaciones de Perú, el primer nivel de mando está constituido por mujeres solo en un 24% mientras que en el segundo nivel de mando, las mujeres alcanzan hasta 35%. Estos datos fueron recogidos por el Ranking PAR, la primera herramienta gratuita en nuestro país que mide los avances en términos de equidad de género en las organizaciones y que es desarrollado por Aequales, consultora especializada en equidad de género. 

“Estamos ante un esquema similar a una pirámide, en cuya base hay una proporción de hombres y mujeres casi par, pero a medida que vamos escalando entre los niveles de la estructura organizacional, encontramos menos presencia femenina. Esto revela una brecha aún considerable”, dijo Andrea De la Piedra, cofundadora y gerenta general de Aequales Perú.

PUEDES VER Servir: crece el salario de mujeres en sector público

Así, en el marco del Día Internacional de la Mujer, Aequales recuerda que, aunque se han tomado acciones concretas y avanzado considerablemente en la búsqueda de oportunidades equitativas para mujeres y hombres, todavía queda mucho por recorrer.

“Ciertamente las mujeres tenemos más barreras que los hombres para desarrollarnos profesionalmente. Se habla de que las oportunidades son las mismas en las empresas, pero la realidad es disímil y las cifras lo reflejan. En 13 años, el porcentaje de mujeres en puestos de liderazgo en el mundo no ha subido del 25% (Grant Thorton, 2017). En la medida que las empresas incorporen más políticas inclusivas, las estructuras de mandos altos contarán con mayor representación femenina”, añadió De la Piedra.

Además, recalcó que promover e implementar medidas a favor de la equidad de género es una decisión beneficiosa para las empresas.

“Los beneficios de la equidad de género repercuten en el bienestar humano y económico de las organizaciones; por ejemplo, en 20 años, 25 de las 500 mejores compañías del mundo obtuvieron desde 18% hasta 69% más ganancias tras apostar por políticas y buenas prácticas laborales vinculadas a equidad.También se ha encontrado que el nivel de rotación, indicador transcendental para las organizaciones hoy en día, puede disminuir hasta en 69% gracias a la implementación de medidas”, finalizó.

Te puede interesar